Temen despidos con la llegada de nuevo Gobierno

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Fernando Villa 11:20 PM 2017-12-20

“Tenemos temores fundados de que el futuro Gobierno de Sebastián Piñera realice una razia contra funcionarios públicos de la Nueva Mayoría o simpatizantes de ella” dijo este martes la dirigente del PS, Gina Hidalgo.

Sus palabras se suman a crecientes comentarios de dirigentes gremiales y de personeros políticos oficialistas, que se mantienen alertas frente a lo que haga el nuevo Gobierno desde el 11 de marzo próximo, en materia de contrataciones y eventuales despidos.

Las aprensiones locales tienen una base real que los inquieta, pues el año 2010, luego de asumir su primer mandato, el Gobierno de Piñera no renovó el contrato de decenas de funcionarios en Ñuble.

Es por ello que no son pocos los que temen que durante el año 2018 se vivan momentos complejos para funcionarios a contrata y en especial a honorarios, quienes tienen vínculos precarios y de corto plazo.

El presidente local de la ANEF, Patricio Peña, sostuvo que efectivamente existe inquietud por los efectos que pueda acarrear para los funcionarios públicos un nuevo Gobierno de derecha.

El temor emergió luego de que el expresidente del Colegio Médico, Carlos Rojas, integrante del comando de Piñera, amenazara con sacar a lo que el llama operadores políticos desde entidades gubernamentales. “Los operadores políticos deben salir de este Gobierno y de cualquier otro. Todos somos útiles, todos deben ser convocados, pero los operadores políticos deben salir” remarcó.

Lo que temen los funcionarios es que con la excusa de sacar a personas encasilladas de esa manera, se realice un proceso de eliminación de puesto laborales de nivel más técnico.

Peña sostiene que lamentablemente se apunta como operadores políticos a personas que hacen una labor técnica y profesional en muchos organismos.

De confianza y técnicos
Gina Hidalgo, en tanto,  reconoce que hay cargos que, por ser de confianza, serán llenados con personal afín al nuevo Gobierno.

La abogada, no obstante, recalca que hay profesionales y técnicos que han alcanzado una alta especialización en temas de la administración estatal, que deben continuar trabajando.

“Lamentablemente vienen con una retroexcavadora y esperamos que finalmente respeten los derechos de las personas que ejecutan trabajos de calidad”, menciona.

Agrega que en el primer Gobierno de Piñera “se produjo inicialmente un corte de miles de personas, pero posteriormente echaron pie atrás y esperemos que en esta ocasión prime el sentido común y nadie deje sus puestos laborales por revanchismo político”.

Uno de los primeros cargos que serían “pedidos” es el de la delegada Presidencial Lorena Vera, pues representantes del sector han manifestado que es necesaria su salida y la del equipo que la acompaña.

Comentarios