Ministro Carlos Aldana ordenó exhumar cuerpo de mirista

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 09:30 PM 2017-12-20

Cadáver fue encontrado en 1973, decapitado, por lo que se requería identificarlo por ADN

Este miércoles el juez viajará a San Carlos para realizar una reconstitución de escena en una casa utilizada como centro de detención y tortura

Las últimas dos diligencias de este año son las que vino a realizar este martes y miércoles el ministro Carlos Aldana, de la Corte de Apelaciones de Concepción, quien investiga las causas por violaciones de derechos humanos  cometidas durante la dictadura del general Pinochet.

La primera tiene relación con la desaparición de Juan Mauricio Poblete Tropa, de 20 años y militante del MIR, quien fue detenido desde su hogar en Chillán el 23 de septiembre de 1973, por una patrulla compuesta por militares y carabineros.

La diligencia forzó la exhumación del cuerpo del fallecido, toda que vez que se debe despejar toda duda de su identidad, considerando que el cadáver del joven comerciante fue encontrado decapitado, siendo reconocido por su madre solo por las ropas y un cinturón de cuero que le pertenecía.

Respecto a este procedimiento, el ministro Aldana explicó que “por Poblete Tropa hay querella, pero ahora podría encontrarse restos de él en esta tumba”.

Finalizado el trabajo en el Cementerio Municipal de Chillán, algunas muestras de los restos hallados en el féretro serán enviados primero a Santiago y luego al extranjero, y los resultados “se demoran alrededor de un año, no menos de un año, y la familia ya está informada de este plazo”.

Patricia Parra, abogada de Derechos Humanos, explicó que “para la familia no hay duda de que se trata de Juan Mauricio, pero el establecer con certeza la identidad de los restos influirá la calificación del delito, por el que se pueda encausar a los eventuales responsables. De hecho, el que haya sido secuestrado, torturado y decapitado constituyen varias calificantes”.

Pese a que no hay procesados por la muerte de Poblete Tropa, “aquí hay un nombre asociado, que es de Patricio Jeldres Rodríguez, tomando en consideración que su detención ocurre en el mismo día que la de Luis Ibarra Durán y otras cuatro personas, por las que el señor Jeldres ya está condenado”, aclaró Patricio Robles, abogado del programa de Derechos Humanos.

Desde su familia el sobrino de Poblete Tropa dijo que “en aquellos tiempos era muy fácil pertenecer a un grupo, no como hoy, en ese tiempo era una moda, el Che Guevara era una moda, por eso es que mi tío se vinculó a esos grupos, pero él defendió sus ideales y lo mataron. Mi abuela (María Tropa) fue quien le pasó parte de la ropa que usó el día en que lo detuvieron, y esa misma ropa fue lo que la ayudó a reconocer el cuerpo”.

Las diligencias del ministro seguirán este miércoles en San Carlos, donde se realizará una reconstitución de escena en la casa que se utilizó para torturar y detener ilegalmente a los miristas Ogan Lagos Marín, Bartolomé Salazar y Rolando Angulo, entre otras personas en el año 1974.

“La casa está plenamente identificada, ya nos pasaron las llaves y Fernando Gómez Segovia (ex coronel del Ejército) viene desde Punta Peuco”, cerró Aldana.

Comentarios