Alcalde decide en breve si UBB sigue con Pladeco

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 08:55 PM 2017-12-18

El municipio esperaba que el Pladeco fuera el eje de su actividad por los próximos seis años.

La UBB modificó su plantilla de profesionales por presión municipal.

La asesoría de la Universidad del Bío-Bío a la Municipalidad de Chillán para la confección del nuevo Plan de Desarrollo Comunal de la ciudad, para el período 2018-2023, pende literalmente de un hilo.

En la actualidad, las posibilidades que la casa de estudios continúe ejecutando el proyecto serían muy bajas, pues el municipio chillanejo está estudiando la adopción de medidas definitivas en el corto plazo.

El alcalde, Sergio Zarzar, informó hoy que la evaluación interna al trabajo realizado por el consultor no es de la mejor y en las propias palabras del edil es “insatisfactorio”.

El tema fue inicialmente abordado por el concejal Camilo Benavente quien solicitó antecedentes confiables sobre el tema considerando que hasta los ediles han llegado trascendidos, pero nada definitivo.

Se suma a ello que los plazos de ejecución parecen estar sobrepasados y la ciudad carece del instrumento de planificación que se supone debería debutar al despuntar el 2018 y trazar su evolución futura.

Pero hasta ahora solo han sabido de problemas, extensión de plazos, cambios internos en el equipo consultor y otros temas que siguen complicando su desarrollo.

El tema, es más complejo aún, pues lo que Chillán pretende obtener es la carta de navegación de la futura capital regional de Ñuble y todo lo que esto significa: una cartera de proyectos importantes para ser cumplidos en el sexenio.

El desarrollo de esta carta de navegación, además, está al parecer en su etapa inicial, pues ni siquiera ha pasado a la fase de participación ciudadana que es donde se presentará la matriz de proyectos y se podrían sumar más iniciativas.

Hoy, el alcalde Sergio Zarzar confidenció que ha conversado el tema con la directora de Planificación Gloria Jarpa y la evaluación interna municipal es negativa.

Zarzar reveló que el municipio recibió incluso un quinto informe desde el equipo de profesionales de la UBB, pero su contenido ha sido mal evaluado. Frente a este escenario, recalcó, no pasará esta semana antes de que adopten una decisión final.

Al parecer y a la luz de lo señalado por el propio alcalde ayer en concejo, el municipio estaría analizando seriamente terminar anticipadamente el contrato con la universidad.

Benavente, planteó que “lamentablemente el gobierno comunal sigue manteniendo serios reparos a la labor realizada por el organismo externo”, los que no han podido ser superados en el tiempo que llevan trabajando.

Desde el origen
Si se confirmara la desafección, sería un final de cierta manera esperado considerando que la actividad universitaria ha sido cuestionada desde su origen.

Inicialmente la asesoría fue tomada por un grupo de académicos de la UBB, sede Concepción, quienes salieron del proyecto precisamente por cuestionamientos municipales.

En reemplazo de los penquistas tomaron el control del Pladeco académicos locales que hasta ahora no han podido convencer al municipio.

Fuentes de la universidad confidenciaron a ediles que una de las trabas con las que se encontraron fue que el municipio pagará solo $51 millones por un trabajo que requiere un despliegue de insumos, equipos y personal humano altamente calificado que valorizaban en $200 millones.

Las próximas horas serán entonces clave para ver si el municipio continúa trabajando con la UBB o decide terminar anticipadamente el contrato entre las partes.

Es un tema que está por verse y todo depende del alcalde y la dirección de Planificación comunal. 

Comentarios