Delegada continuaría en su cargo solo hasta marzo

Por: Isabel Charlin 12:10 AM 2017-12-18

Serán Chile Vamos y el Gobierno de Sebastián Piñera los encargados de finalizar el proceso de instalación de la Región de Ñuble, el cual fue iniciado por la exgobernadora, Lorena Vera, quien fue nombrada por la Presidenta Michelle Bachelet a fines de agosto pasado.

Fue el propio Presidente electo quien en agosto pasado, en el marco de su campaña, dijo en Chillán que en la eventualidad de llegar a La Moneda en marzo “se harían cargo del proceso”, despertando las críticas del oficialismo, que interpretó estas palabras como un “partir de cero”, cuando la delegada aún no iniciaba su trabajo.

En ese entonces, y hoy, luego de conocerse el triunfo de Piñera, el senador Víctor Pérez (UDI) puso paños fríos, y aunque es casi un hecho que Lorena Vera no continuará más allá de marzo -su cargo es de exclusiva confianza del Presidente(a) de turno-, el legislador dio señales de unidad, tal y como fue su trabajo durante la discusión de la creación de la región en el Parlamento, junto al PPD Felipe Harboe.

“Hay actualmente una delegada Presidencial, ella verá si se mantiene o no. La Región de Ñuble no es de unos o de otros, pese a que se hizo creer que era de la Nueva Mayoría, y no, es de todos; por lo tanto, si se hace una labor eficaz, eficiente, todos tenemos que seguir trabajando unidos”, manifestó el legislador.

Y agregó: “La llegada de Sebastián Piñera asegura eficacia en la instalación de la región, vamos a privilegiar la capacidad de las personas para que asuman los desafíos que vienen. He estado en distintas partes, y he escuchado las aspiraciones de la gente, y la única respuesta posible por parte del Estado es capacidad de gestión efectiva, y eficiencia. Si no tenemos la capacidad de generar proyectos, las expectativas de la gente no se van a cumplir”, aseveró, reiterando el carácter unitario del trabajo que viene.

“Nosotros vamos a tener seis meses, vamos a convocar a las personas, porque creemos que Ñuble es de todos, no de un solo Gobierno o un solo partido, por mucho que se haga creer eso. Creo que el tema de la Delegación Presidencial es lo menos relevante. Para instalar una región el concurso de los ministros de Estado es clave, y hasta el momento, los ministros han estado ausentes, y el Presidente Piñera asegura que vamos a trabajar con mucha eficacia este tema”, sostuvo Pérez.

En tanto, desde la futura oposición, el senador Felipe Harboe (PPD) llamó al Presidente electo a no empezar desde cero el proceso de instalación de la Región de Ñuble.

“Ojalá no se borre con el codo lo que se ha escrito con la mano. Estamos avanzando, y creo que es importante para Ñuble seguir avanzando. Recordemos lo que hizo Michelle Bachelet. Cuando ella asumió el Presidente Piñera había nombrado como agente en La Haya a su ex ministro y hombre de confianza, Felipe Bulnes, y la Presidenta entendió que el proceso de La Haya era un tema de Estado. Por eso yo digo, enfrentemos este proceso con matices y con las correcciones legítimas que la autoridad tenga, pero entendamos que esto es un proceso de Estado”, dijo.

Y añadió: “La Región de Ñuble nos costó mucho sacarla adelante y la sacamos adelante entre todos, y lo que corresponde ahora es fortalecer los equipos y seguir avanzando en la instalación, que se materialice para mejorar la calidad de vida de los ñublensinos. Yo estoy dispuesto a eso”.

Menos proclive a una continuidad del actual equipo, pero sí partidario de la conformación de un grupo de trabajo transversal, se mostró el diputado DC, Jorge Sabag.

“La Región de Ñuble se gestó sobre la base de una unión de muchos actores, en la cual no importaban colores políticos, sino conseguir un anhelo de años como era la creación del nuevo territorio. Nadie puede desconocer que el cargo de delegado Presidencial es una facultad imperativa del Presidente de la República, que en este caso, será del nuevo Gobierno de Sebastián Piñera. Por tal motivo, él deberá evaluar si el actual equipo cumple lo que él quiere para la nueva región, y podrá hacer los cambios que estime convenientes”, aseveró.

Agregó: “nosotros no hemos sido invitados a ser parte de la conformación de este equipo, por eso, como lo hemos dicho ahora y lo hemos dicho siempre, creemos que se debe mantener el mismo espíritu del principio; tener a los mejores no importando el color ni la tendencia política, sino la expertise para el cargo, todo con el fin único de tener una nueva y mejor región para todos”.

“El objetivo debe ser la región”

“Más allá de hablar de la extensión de mi labor, yo estoy trabajando en la instalación, y en eso voy a continuar el tiempo que sea necesario, con todas mis energías. Si existe algún cambio, quien tome la posta ojalá tenga la posibilidad de continuar de buena forma”, comentó ayer la delegada Presidencial, Lorena Vera.

La autoridad sostuvo que mantendrá el cronograma de trabajo presentado, “que es una línea que tiene que ver con los objetivos que se deben alcanzar para tener una región instalada el 6 de septiembre”, dijo.

Respecto de la posibilidad que un cambio de equipo ralentice el proceso, manifestó que “siempre los cambios ocupan tiempo, pero si las cosas se hacen bien, no debiéramos tener dificultades, y el objetivo principal tiene que ser siempre la región”.

Ante la consulta si renunciará luego que asuma Sebastián Piñera, Lorena Vera respondió que “más allá de hablar de renuncias, siempre he planteado que ante un cambio de Gobierno uno debe enfrentar una política pública para la continuidad. Las personas podemos pasar, pero el proceso debe tener continuidad. No estoy hablando de continuidad mía, sino del proceso, que debe tener la mayor continuidad posible y frente a un cambio de Gobierno, siempre ha estado la posibilidad de un cambio en el equipo”, indicó.

En cuanto al posible “amarre” de cargos antes de marzo, la delegada fue tajante. “La instalación jamás ha estado visualizando la posibilidad de amarrar puestos. El cronograma no habla de nombramientos en el corto plazo, sino de la llegada de los servicios. No es una meta de este Gobierno amarrar cargos”, sentenció.

Barajan nombres

Y ante la casi segura partida de Lorena Vera, ya comienzan a sonar nombres al interior de Chile Vamos para sucederla.

Uno de ellos es el del ex candidato a diputado de RN y ex director nacional del SAG, Horacio Bórquez, quien si bien evitó hacer “política ficción” ante la consulta directa si podría asumir el cargo, no escondió su disposición.

“Yo siempre he estado disponible para el lugar que el Presidente estime que ocupe, estoy disponible para trabajar con él, pero eso depende de él y de nadie más”, sostuvo, añadiendo que en el caso de la delegada Lorena Vera, “ella tendrá que salir el 11 de marzo y alguien tendrá que tomar los rumbos y continuar el trabajo si está bien hecho; o modificarlo y corregirlo si no está bien hecho”, aseveró.

Entre los diputados electos de Chile Vamos también hay opiniones al respecto.

Gustavo Sanhueza (UDI), manifestó que “todos sabemos que el cargo de la delegada y otros son de exclusiva confianza. El Presidente tomará la mejor decisión para la región, nosotros vamos a opinar en algún momento, pero la decisión es de él”.

Frank Sauerbaum (RN), en tanto, indicó que “se continuará con lo que se ha estado haciendo, vamos a acelerar el tranco para que ojalá lleguemos a tener a la brevedad, y antes de septiembre, todo regularizado para que desde el primer día Ñuble pueda tener sus autoridades para funcionar”.

Respecto de Lorena Vera, dijo, “Creo que cometió un error grave, que fue involucrarse en la campaña de Guillier. Ella debió representar a todos los sectores políticos y sociales de Ñuble, y siendo la delegada, ella tomó una decisión. Nadie la va a marginar, ella se marginó sola”, aseveró.

Comentarios