Cuando ser bicampeona sudamericana no alcanza

Por: Camilo Díaz Fotografía: IND Chile 10:00 PM 2017-12-16

Bicampeona sudamericana escolar reciente en el lanzamiento del martillo y en el disco. En la última prueba, reeditó lo hecho también el año 2016 a nivel continental, mientras que en el reciente Juego Sudamericano Escolar de Cochabamba 2017, logró hacer récord de Chile Cadete en damas en el lanzamiento del martillo.

Tales son algunos de los logros deportivos de la atleta chillaneja Valentina Clavería, quien pese a los logros y ser una destacada representante de Chile a nivel internacional, hoy junto a su familia tocan puertas, en busca de apoyo económico para seguir puliendo a la talentosa deportista, quien vive una realidad que es una constante en el deporte chileno, y aún más dura para aquellos exponentes que viven en regiones.

“Hasta la hora esto lo hemos financiado como familia, pero llega un punto en que es difícil hacerlo, tenemos dos hijos más, nos endeudamos para que la ‘Vale’ fuera a su entrenamiento el año pasado a Cuba. Como  mamá a uno lo único que le queda es una sensación de por qué tengo que estresar a mi hija. Ella ve de alguna manera coartada la posibilidad de poder seguir creciendo como deportista, porque no hay financiamiento”, reflexionó la madre  de la alumna del Colegio Padre Hurtado, Pilar Sánchez.

“Los deportistas, para lograr desarrollarse, requieren el apoyo de la empresa privada. Si quieres hacerlo, aquí un ejemplo”, comentó el entrenador de Clavería, el formador hurtadiano Samuel Caroca, refiriéndose al destacado currículum deportivo que ostenta su dirigida con apenas 14 años.

Recursos para Cuba
La iniciativa busca  poder contar con auspicio económico para que la espigada atleta chillaneja pueda participar de una nueva pretemporada en Cuba, con referentes mundiales de la disciplina, entre el 12 de enero y el 28 de febrero del próximo año. Los pasajes son cerca de 690 mil pesos total ida y vuelta, y son lo más urgente entendiendo la necesidad de reserva anticipada de los boletos aéreos. La estadía,  en tanto, tiene un costo cercano a los $200.000.

“Eso igual es fome la verdad. Porque a pesar de que uno tenga buenos resultados, igual tiene que tocar puertas y pedir apoyo aunque muchas veces a uno no le guste hacerlo”, manifiesta la propia deportista.

“Solicitamos si hay alguna empresa que quiera empezar a crecer con ella, porque de alguna u otra forman sientan que les va ser un trampolín también, porque la Valentina tiene la posibilidad de estar en muchos campeonatos durante el año, en diversos lugares del país y esa marca estará presente. Claramente como familia es un poco frustrante no poder ayudarle más”, agregó la mamá de la talentosa atleta ñublensina.

Comentarios