Pérez y Harboe: El resultado será por “fallo fotográfico”

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 10:25 PM 2017-12-15

Si algo tienen en común los senadores VÍctor Pérez Varela (UDI) y Felipe Harboe (PPD) es que creen que la elección del domingo entre Sebastián Piñera y Alejandro Guillier se definirá por algo parecido a un fallo fotográfico.

Además ambos creen que el proceso será transparente y asignan un rol trascendental a apoderados de mesa. En lo demás, y como necesariamente debe ocurrir por el hecho de ser oponentes, cada uno cree que sus candidatos reúnen los mejores requisitos para ser el próximo Presidente de la República.

El parlamentario de la Unión Demócrata Independiente por Ñuble y Bío Bío reclama para Sebastián Piñera las características y cualidades que le faltarían a Guillier para gobernar por los próximos cuatro años.

El análisis de Pérez se enfoca en desnudar las eventuales falencias del abanderado de la Nueva Mayoría, quien a su parecer carece de liderazgo en su propio sector, de tal manera que muchos al votar por Guillier lo harían fundamentalmente contra Sebastián Piñera.

“En esta elección hay solo un gran candidato que es Sebastián Piñera. El voto del oficialismo es contra Sebastián Piñera y eso desnuda que el candidato Alejandro Guillier no tiene liderazgo y nadie cree que vaya a hacer un buen Gobierno significativo y sustentable”, explica.

Agrega que en el caso de Piñera Echenique, su votación es propia y no de rechazo al otro candidato, pues se le reconoce su condición de líder y “la capacidad de generar trabajo progreso y dejar atrás la pobreza”.

Una de las cosas que destaca Pérez Varela es el hecho que la campaña se definirá por una cantidad de votos ínfima respecto del universo de votantes.

De esta manera, afirma que es probable que, guardando las proporciones, se dé un resultado tan ajustado como el que se obtuvo en los comicios del 2009, donde se enfrentaron Ricardo Lagos y Joaquín Lavín ganando el primero por unos 30.000 votos.

Ante un escenario que se advierte como excesivamente ajustado, Pérez Varela recalca que la presencia de apoderados en las mesas será clave para asegurar la transparencia del proceso electoral.

90 mil votos
El senador Felipe Harboe cree, al igual que Pérez, que el resultado del próximo domingo será muy estrecho, pero no como el de Lagos-Lavín, sino similar al de Piñera-Frei de enero de 2010, que se resolvió por alrededor de 200.000 sufragios.

Fue en esa elección cuando en primera vuelta irrumpió Marco Enriquez-Ominami,  quien logró el 20,14% de la votación.

Harboe declara: “yo creo que esta elección se va a definir voto a voto. Será una de las elecciones más estrechas, aparentemente, de las que hemos vivido en el último tiempo probablemente comparada con la elección de Piñera-Frei”.

El congresista agrega que espera que en esta elección gane Alejandro Guillier por un margen de entre 80.000 a 90.000 votos. Pero “hoy día es un pronóstico bastante incierto” recalca poniendo cierto grado de incerteza o incertidumbre.

El senador PPD sostiene además que efectivamente el rol de los apoderados de mesa será vital y por ello han realizado un esfuerzo muy grande para tener representantes de los partidos del conglomerado en la mayoría de las mesas.

Harboe valora los atributos de Alejandro Guillier y contrarresta las críticas de su par de la UDI desvelando las eventuales inconsistencias de Piñera.

Al abanderado de RN critica “sus contradicciones”, una de las cuales se refiere a que Piñera en su Gobierno dijo que iba a derrotar la delincuencia, pero “hizo un indulto a condenados, los sacó a la calle. Además dijo que estaba contra el terrorismo e hizo la mayor modificación de la ley antiterrorista que le permitió la salida libre de muchas personas que estaban formalizadas por terrorismo”.

El parlamentario del Partido por la Democracia agrega que el ex Presidente y quien busca un segundo período “dijo que iba a hacer crecer la economía y resulta que nos entregó una economía en franca decadencia y si no hubiera sido por este Gobierno Codelco hubiera tenido que cerrar algunas instalaciones”.

Por último el congresista agrega que en todo caso “la fiesta de la democracia consiste en que gana quien tiene un voto más y por lo tanto quienes no ganan tienen que hacer una oposición constructiva que es lo que se espera y no destructiva, como se ha visto en algunas ocasiones”.

Comentarios