Prevén positivo impacto al concluir obras en Ruta Ñipas-Coelemu

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 09:45 PM 2016-04-19

Proyecto que representó una inversión del MOP de $18 mil millones, exhibe un 99% de avance y se prevé su recepción para fines de mayo

Destacan mejoramiento de la calidad de vida, de la seguridad y reducción de los tiempos, pero también un impulso a los sectores forestal, agrícola y turístico

Prácticamente terminada está la pavimentación de la Ruta O-10 Ñipas-Coelemu, restando solo detalles de accesos, según informó el MOP, lo que representa un importante avance para las comunas de Ránquil y Coelemu, así como para todo el secano de Ñuble, pues además de contribuir a mejorar el estándar del camino y reducir los tiempos de desplazamiento, se prevé que tendrá efectos económicos importantes en los rubros forestal, agropecuario y turístico, además del comercio y el transporte.

Según explicó el seremi de Obras Públicas, René Carvajal, “actualmente la obra de la ruta  O-10, que mejora la conectividad entre las comunas de  Coelemu y Ránquil, específicamente con Ñipas, se encuentra en un 99% de avance. Hoy los trabajos están concentrados en subsanar las observaciones asociadas a los accesos a los predios que existen en el sector”. 

En ese sentido, Carvajal anticipó que “se espera que la obra pueda ser recepcionada a fines de mayo”.

El proyecto consistió en la pavimentación de 25 kilómetros entre el acceso a Ñipas y Coelemu, y la inversión, según el MOP, bordeó los 18 mil millones de pesos.
“En esta ruta existen diversas localidades (San Ignacio de Palomares, Batuco y Magdalena, entre otras),  por lo que sabemos que el diseño de esta ruta no solo mejorará la calidad de la carpeta asfáltica, sino que también las condiciones de seguridad vial del tramo, tanto para las comunidades como para las escuelas del sector”, destacó el seremi del MOP.

Conectividad
Tanto los alcaldes de Ránquil como de Coelemu, Carlos Garrido y Laura Aravena, respectivamente, coinciden en que la concreción de este proyecto vial dejará en el pasado el polvo que levantan los camiones con rollizos que transitan frecuentemente por el camino y que mejorará la conectividad de las personas, que verán reducido a la mitad sus tiempos de desplazamiento.

Asimismo, los jefes comunales destacaron que esta ruta pavimentada contribuirá a aumentar el dinamismo económico de sus comunas, factibilizando la salida de productos locales, mejorando el comercio y favoreciendo el desarrollo de proyetcos turísticos ligados al patrimonio y las viñas.

También manifestaron la importancia estratégica de esta obra en un contexto de interconectividad vial del secano con Chillán y con la costa, pues si bien no existe una ruta pavimentada hasta la costa, expresaron que con esto se está avanzando en el sentido correcto.

Ello, porque solo restarían 23 kilómetros por pavimentar entre Puente Itata y Vegas de Itata para llegar al mar, lo que potencia un nuevo acceso a la costa y abre oportunidades en el ámbito turístico, explicó Aravena, quien manifestó que ha solicitado al MOP priorizar este proyecto. “Para nosotros es la primera prioridad. La zona costera, es decir, Perales y Vegas de Itata, es conocida por su producción de papas, pero están aisladas, lo que queda de manifiesto en invierno, con las lluvias y los derrumbes sobre el camino. Creo que pavimentar esta ruta permitiría mejorar las oportunidades a los pequeños productores y también potenciaría el turismo”, sostuvo.

Esto cobra especial relevancia ahora que el MOP evalúa la pavimentación de la ruta costera entre Cobquecura y Dichato, una vía que tendrá 60 kilómetros de longitud gracias a la construcción de un puente en la desembocadura del Itata. 

En Ránquil, en tanto, la preocupación está ahora en la necesidad de pavimentar la ruta que une Ninhue con el Puente Confluencia, lo que permitiría conectar efectivamente San Nicolás, Ninhue, Portezuelo, Ránquil y Coelemu, potenciando los intercambios comerciales y con una proyección hacia la costa que permitiría aumentar los flujos para el turismo y facilitar el transporte de productos agrícolas. 

Sector forestal
Uno de los principales beneficiados con el proyecto Ñipas-Coelemu es el sector forestal, que hace un uso intensivo de esta ruta, que cruza una zona de plantaciones y aserraderos.

Al respecto, Emilio Uribe, gerente de Corma Bío Bío, expresó que “mejorar la conectividad entre los centros urbanos y el sector rural a través de vías secundarias o principales, tiene grandes ventajas. Las más importantes tienen que ver con la mejora de la calidad de vida de sus vecinos y la seguridad de las personas que transitarán por esta nueva ruta, la que se deberá armonizar con el flujo de carga productiva agro-vitivinícola e industria forestal”.

Uribe subrayó que “el impacto productivo de la ruta Ñipas-Coelemu se verá mejorado en la eficiencia y fluidez con que los productos llegan a destino y la interconexión entre otras comunas que se verían beneficiadas, como Ránquil, Trehuaco, Quirihue y Portezuelo”.

El ejecutivo manifestó que “hoy, el sector industrial apuesta a poner en valor los objetivos sociales de la comunidad con los objetivos de la industria, protegiendo el medio ambiente y el empleo local, de manera de darle sustentabilidad a los territorios donde estamos establecidos”.

Comentarios