Uso de firma electrónica genera controversia entre abogados de Chillán

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Victor Orellana 09:40 PM 2016-04-19

Aceptación y rechazo, pero por sobre todo confusión, ha generado entre los abogados chillanejos la noticia de que la Corte de Apelaciones de nuestra ciudad será una de las primeras instancias judiciales en las que se comenzará a utilizar la llamada Firma Electrónica Avanzada (FEA), para dar con ello paso a la tramitación electrónica de las causas, que como ley fue promulgada en Chile en 2003, pero que recién este año verá la luz en el mundo judicial.

La FEA comenzó a ser utilizada con éxito en instancias como el Registro Civil  y en otras entidades gubernamentales relacionadas al Ministerio de Economía, siendo los notarios, los conservadores de bienes raíces y los archiveros los primeros entes de la esfera legal en comenzar a aplicarla, recibiendo solo buenas críticas al respecto.
“Pero una cosa es la firma electrónica y otra muy distinta es la tramitación de causas por vía electrónica”, apunta Alejandro Jiménez, presidente del Colegio de Abogados de Chillán.

El jurista aclara que como gremio “nos veremos en la obligación de capacitarnos, porque hay mucha confusión ya que no hay claridad al respecto, no se sabe muy bien cómo se va a implementar ni cómo funcionarán las claves secretas, aunque nos imaginamos que acceder a ellas tendrá un costo cercano a los 30 mil pesos”.

Todas esas dudas y capacitaciones deberán resolverse en el mes de mayo,  ya que para el próximo 18 de junio entrará en vigencia esta nueva forma de tramitar en la Corte de Apelaciones, instancia que fue elegida para analizar la adaptación al proceso debido a que este tribunal tiene una cantidad de causas mucho menor a las que presentan los juzgados de primera instancia.

Tal vez entre los más perjudicados se contará a aquellos abogados más acostumbrados al proceso del papel, por su distancia hacia lo digital.

El abogado Guido Sepúlveda, por ejemplo, dice que “esta es una medida que no comparto, creo que es un premio de consuelo para el Juzgado Civil por ser el único que no ha sido reformado, y en vez de acelerar las causas las retrasará, porque solo se usará para presentar escritos, nada más, ya que las notificaciones a demandados y testigos se tendrán que hacer de todas formas de manera presencial. Ahora, es obvio que tendremos que adaptarnos para no quedar afuera”.

Divergente es la postura del jurista Jorge Molina, quien a sus 87 años siempre ha buscado familiarizarse con lo digital, e incluso tiene un blog y una cuenta en Twitter.
“A mí me parece un avance, lo mínimo que se podía hacer por la única rama del derecho procesal que no ha sido reformada. No hay idea más fuerte que aquella cuyo tiempo ha llegado y es obligación de todo profesional mantenerse vigente”.

Para aclarar algunos puntos
Günther Besser, abogado y director de la Facultad de Derecho de la Universidad de Concepción, sede Chillán, anunció que el próximo 20 de mayo se realizará en esa facultad una capacitación la que será dictada por representantes del Poder Judicial, además de un seminario al respecto que se celebrará el 24 del mismo mes, esta vez dictado por facultativos de la UdeC.

“Sabemos que hay muchas dudas y lo mejor es despejarlas, por ejemplo no es que todos los abogados deban tener esta firma electrónica, sino por el momento, solo los jueces y sus secretarios, pero sin duda esto permitirá acelerar procesos y facilitar la tramitación en las causas civiles, que aún se rige por los lineamientos de antes del siglo XX”.
Otras de las interrogantes apuntaba al costo del software que permite acceder a la FEA, pero se estima que será cercana a los $30 mil (los tottems del Registro Civil costaron $15 mil) y al menos los de los jueces y secretarios, sería costeado por la Corporación de Administración Judicial.

Comentarios