Paciente con epilepsia sufrió robo de cannabis medicinal en Chillán

Por: Susana Núñez Fotografía: Facebook Fundación Daya 10:00 AM 2017-12-13

La Fundación Daya en Chillán denunció hoy un robo de cannabis sativa que afectó a uno de sus pacientes que se encuentra en tratamiento.

Se trata de un usuario, de 18 años, que mantenía cinco plantas de marihuana para uso medicinal, ya que padece epilepsia refractaria, una patología neurológica que provoca convulsiones.

Desconocidos ingresaron durante la tarde de ayer a su domicilio y sacaron las plantas de raíz desde unos maceteros que estaban en el segundo piso de la vivienda.

El hecho provocó indignación entre los miembros de la organización, quienes lamentaron la situación.

“Antes de usar cannabis tomaba muchos anticonvulsionantes, vivía con muchas crisis, los padres tenían que ir al hospital prácticamente a reanimación. La cannabis le cambió la vida y hoy está destruido, porque él encontró en la planta su real felicidad y cambio. Esta gente va y arrebata su cannabis que aún no estaba lista, recién en abril puedes conseguir la cosecha”, detalló el presidente de la organización, José Burdiles a LaDiscusión.cl

La familia del joven está afectada con el robo, ya que su hijo había progresado con el tratamiento y temen que vuelva a sufrir las crisis que vivía en el pasado.

"Su hijo se descompensó y tiene miedo de volver al hospital. Los usuarios de Daya nos sentimos vulnerables, porque hoy esta gente sin escrúpulos se mete a tu casa y no puedes denunciar en la PDI ni en Carabineros,  porque nos tratan como delincuentes, cuando lo único que buscamos es la felicidad de nuestros hijos. Decidimos no quedarnos callados, porque si tenemos que llegar hasta la Presidenta de la República lo vamos hacer", sostuvo.

No es primera vez que un usuario de marihuana medicinal sufre un robo de sus plantas. El año pasado una madre también se vio afectada por la pérdida de su tratamiento.

"Afectó a un niño que se encontraba postrado y con retardo mental, que prácticamente tiene su propio hospital en su casa. La mamá sufrió dos veces un robo. Ella logró que el menor no hiciera convulsiones, además de bajarle la dosis de los sedantes, el  hijo logró conectarse", indicó.

Comentarios