Rabia e impotencia por lentitud de los rescates tras sismo en Ecuador

Por: AFP Fotografía: AFP 09:20 PM 2016-04-19

La rabia y la impotencia se volvió en la tónica entre los sobrevivientes del potente sismo en Ecuador, con lamentos por la lentitud en la llegada de los socorristas a las zonas destruidas por la catástrofe, que deja ya 480 muertos, 2.560 heridos y unos 1.700 desaparecidos.

“El rescate ha sido muy lento y se han perdido vidas valiosas. Nosotros los familiares hemos estado aquí desde el sábado por la noche”, exclamó Pedro Merro, cerca del mercado municipal de Manta, en la golpeada provincia de Manabí.

Su prima desapareció al colapsar la estructura de tres pisos junto al mar en esta ciudad, una de la más afectadas por el terremoto de magnitud 7,8 grados que en un minuto devastó el sábado la costa del país andino.

Bajo un sol abrasador, el olor de los cuerpos en descomposición se vuelve más fuerte a medida que pasan los días en esta localidad de 253.000 habitantes. Un centenar de cuerpos fueron retirados de los escombros. Pero el número de desaparecidos se desconoce.

Luis Felipe Navarro, propietario de un edificio en ruinas cerca del mercado, está convencido de que hay personas vivas entre el amasijo de hormigón y acero. “He recibido mensajes a mi teléfono. Me dicen que hay diez en una especie de cavidad. Pero los equipos de rescate no me escuchan”.

Según el último balance, al menos 480 personas murieron, otras 2.560 están heridas y unas 1.700 siguen desaparecidas tras el violento terremoto, el peor desde 1979.

“Tenemos 2.000 registros de personas que están siendo buscadas, pero ya hemos encontrado a 300. Esto no es todavía oficial, hasta la tarde podremos dar una cifra oficial de personas estrictamente desaparecidas”, aseguró el viceministro del Interior, Diego Fuentes a periodistas en Quito.

El sismo dejó además 805 edificios reducidos a escombros, carreteras reventadas e infraestructuras colapsadas en zonas de alta concurrencia de turistas. Bajo los escombros quedan todavía muchas personas atrapadas. Además, 2.959 personas han sido trasladadas a albergues.
 Más de 650 socorristas
“Reconstruimos una vez Manabí y lo volveremos a hacer. Grande es la tragedia, pero más grande el valor del pueblo ecuatoriano”, dijo el Presidente Rafael Correa, que recorrió ayer martes centros de acopio de donaciones en Manta y en las poblaciones de Chone, San Vicente y Bahía de Caráquez.

En varias ciudades de la costa, aún salen personas con vida gracias al trabajo sin descanso de bomberos, policías, militares y perros amaestrados que han llegado desde otras ciudades de Ecuador y países como Venezuela, Colombia, México, Chile y España.

“Son 654 rescatistas hasta el día de ayer (lunes), pienso que van a llegar más”, aseguró ayer martes el canciller Guillaume Long, en una entrevista con el canal GamaTV.

Comentarios