¿Dos por puesto?

Por: Rodrigo Oses 0000-00-00
Rodrigo Oses
html head title/title style type="text/css" /style /head body phtml head title/title style type="text/css" /style /head body/body /html/p /body /html

El fichaje del portero Franco “Gato” Cabrera supone, como hace años no venía ocurriendo, una dura lucha por la titularidad en el arco de Ñublense entre el ex meta de Coquimbo Unido y el actual golero del Rojo, Sebastián Contreras.

Al menos, en un puesto tan sensible y clave, el elenco chillanejo asegura a dos porteros de buen nivel para la Primera B.

Sin embargo, mientras no se complete el plantel 2018 que diseñó Emiliano Astorga, surge la interrogante sobre si la premisa de armar un contingente con “dos jugadores de nivel por puesto”, se hará realidad.

Si la dirigencia, en la recta final de las contrataciones, comienza a aplicar el criterio economicista que imperó en los dos últimos torneos, seguramente la diferencia de calidad y jerarquía entre el titular y el suplente será tan notoria que a la hora del recambio Ñublense volverá a ofrecer la fragilidad futbolística que lo condenó a luchar por el descenso. Es de esperar que el discurso de la Comisión Fútbol se cumpla y en cada función Astorga tenga dos variantes de calidad, para que se eleve la competitividad en un plantel que, se supone, irá por el ascenso.

Ya en el arco se dio una potente señal, pero aún queda por comprobar si Sebastián Varas tendrá realmente competencia, al igual que el zaguero Hugo Bascuñán, el lateral René Bugueño, el volante central Luciano Gaete y el lateral zurdo Diego Sepúlveda, que podría partir a préstamo. Solo la competencia elevará el rendimiento de un plantel diezmado y sin recambio.

Comentarios