Aumenta confianza económica en la nueva región

Por: Edgar Brizuela Fotografía: M. Ulloa 09:00 PM 2017-12-09

84% de los encuestas tiene ingresos iguales o inferior a los $750.000, precisan los responsables del estudio.

35% de las personas piensa que en un año más la situación económica será mejor que hoy y un 36% cree que será igual.

Un alto porcentaje de la población de la Región de Ñuble sigue posponiendo inversiones de largo plazo en respuesta a una economía que no parece despegar aún,  sugiere el informe “Pulso de la Economía desde Ñuble” que fue ejecutado por la Universidad del Bío-Bío, el que además muestra un mayor nivel de confianza en el escenario económico futuro respecto de versiones anteriores.

La casa de estudios desarrolló entre los días 1 y 3 de diciembre una nueva edición de la encuesta, que en esta ocasión abarcó no solo a la población de Chillán, sino que de las tres provincias.

Se trata de un proyecto ya consolidado y orientado a conocer la realidad local, que la entidad universitaria despliega junto con la Corporación de Adelanto y Desarrollo de Ñuble (Corñuble) y la Cámara de Comercio de Chillán.

El estudio consideró respuestas de un millar de habitantes de la capital provincial y de la mayoría del resto de las comunas del territorio.

Uno de los hechos que le dan valor a esta encuesta es que es la primera de su tipo aplicada en la zona luego de que fuera decretada como una nueva unidad administrativa.

Sus responsables asumen que las conclusiones serán de gran importancia para el modelamiento de políticas públicas y decisiones de inversión por parte de empresas.

Adicionalmente, como se trata de un producto arraigado, pues es ejecutado dos veces al año, tiene la virtud de permitir un seguimiento constante y regular de la marcha de la economía local, lo que además permite comparaciones por períodos temporales consecutivos.

Benito Umaña Hermosilla, decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío, destacó que uno de los temas que le llamaron la atención a los investigadores universitarios es la prudencia de los ñublensinos respecto de inversiones de largo alcance, como la compra de bienes inmuebles.

Esto, agrega el decano, está íntimamente ligado con la marcha general de la economía nacional, que muestra un paso lento y coincide además con datos que arroja el INE como la cantidad de desempleados en la zona, según últimos trimestres móviles.

En relación con ello, el académico expone que el estudio permitió por ejemplo conocer que “el 54% de los encuestados percibe que el nivel de ingresos en los últimos 12 meses no ha cambiado”.

Umaña remarca que a nivel local “no se identifican intereses de inversión en la población encuestada. En el último trimestre un 62% declara no haber adquirido un bien durable y, además, el 79% indica no tener intenciones de comprar una vivienda nueva, y tampoco identifican intenciones en sus cercanos”.

A pesar de que las respuestas de las personas plantean un escenario económico algo adverso, la mayor parte de quienes participaron del sondeo tienen altas expectativas sobre las condiciones generales de Ñuble cuando sea región propiamente tal.

En concreto y siguiendo las cifras, “un 67% de las personas encuestadas percibe que la situación económica de Ñuble es ‘regular’, pero a su vez un 65% presume que la situación económica general de Ñuble siendo región será “mejor que la actual”, apuntando a que las áreas más beneficiadas serán salud, empleo y turismo”.

Una vez que los ministerios lleguen en propiedad al territorio y se desplieguen seremis y direcciones regionales y provinciales, se estima que arribarán con fondos adicionales que empujarán la economía y con ello favorecerán un alza en la calidad de vida.

En las conclusiones del estudio se destaca que “más del 70% de las encuestas indican que la proyección de la situación económica del país es favorable, pues en un año más prevén que será igual o mejor que la situación actual”.

Lo interesante en este caso es que como este informe se realiza cada seis meses,  en próximas ediciones será posible detectar si es que las esperanzas de los ñublensinos se concretan finalmente.

Problemas más importantes

La encuesta detectó que para la comunidad local los problemas más importantes del país son: seguridad ciudadana, salud y el aumento del costo de la vida.

El presidente de la Corporación de Adelanto y Desarrollo de Ñuble, Juan Ramírez, puso en relieve que el informe constituye un “insumo de enorme significado para la Región de Ñuble, permitiendo conocer la marcha de aspectos claves del acontecer local”.

Ramírez, al igual que Umaña, se sorprende por el hecho que un porcentaje elevado de personas y familias hayan pospuesto para más adelante la compra de viviendas, que en general es el bien más cotizado y requerido por las personas.

Esta decisión, reflejada en el estudio, se conecta perfectamente con otra de las respuestas donde se plantea que los encuestados prefieren mantener sus deudas bajo control probablemente ante el escenario actual poco favorable.

Las cifras del informe permiten evidenciar que un 62% de las personas plantean que ni ellos ni ningún familiar han adquiridos viviendas y que más de un 70% no piensa hacerlo en los próximos 12 meses.

El presidente de la Cámara de Comercio de Chillán, Alejandro Lama, llama la atención sobre la alta cantidad de personas desempleadas en la ciudad, al analizar que más de un 40% de los encuestados refieren tener un familiar desempleado.

El dirigente local reforzó la tesis de que en los próximos años el panorama económico debiera mejorar y con ello la creación de empleos. Plantea que por extensión se incrementará el endeudamiento de largo plazo y se generarán condiciones más propicias para adquirir viviendas.

Al menos existen señales halagüeñas, pues el estudio registra que durante los próximos 12 meses un 50% de la población cree que los ingresos de los hogares se incrementarán, lo que es un alza respecto del informe anterior.

Según los datos entregados, a la pregunta: “¿Qué espera respecto del ingreso del hogar durante los próximos 12 meses?, un 50% expone que subirá, lo que es un alza respecto de la edición de mayo de este año, cuando el 41% pensaba que se incrementarían las remuneraciones.

Otra de las preguntas formuladas planteó a los encuestados: ¿Cómo cree usted que será la situación económica general del país en un año más? En este caso, un 36% expuso que será igual que en la actualidad,  mientras que un 35% confía que será mejor. 

Un hecho relevante es que en esta consulta solo un 14% cree que el panorama económico nacional será peor.

La evolución en este ítem es claramente favorable, pues en mayo de 2016 un 40% de las personas creía que el panorama sería peor y en noviembre de 2016 la confianza comenzaba a crecer, pues un 28% pensaba que sería peor.

La información completa será entregada el próximo jueves en dependencias de la Cámara de Comercio por la UBB y CorÑuble.

Comentarios