Cuestionan baja a tres años en periodo de cores electos

Por: La Discusión Fotografía: Mauricio Ulloa 07:40 PM 2017-12-08

Las modificaciones que se introducen mediante este proyecto de ley respecto de las facultades que actualmente tiene el presidente del Consejo Regional, solo entrarán en vigencia una vez que asuman los gobernadores regionales electos. 

La crítica la puso sobre la mesa el senador de la UDI por Ñuble, Víctor Pérez Varela, quien el jueves, al comentar el desempeño del debate presidencial de la Archi, cuestionó que se haya decidido dejar la próxima elección de consejeros regionales para el año 2020, tras la aprobación del proyecto que permite la elección de los gobernadores regionales en el Senado.

“El Gobierno decidió quitarle más de un año a los consejeros regionales recién electos. Los cores recibieron un mandato de la ciudadanía de cuatro años y el Gobierno quiere bajárselos a dos años nueve meses”, sostuvo el parlamentario.

Pérez hizo alusión a la aprobación, por parte del Senado, del proyecto de ley que regula la elección de gobernadores regionales, con lo cual esta iniciativa volverá a la Cámara de Diputados para su tercer trámite constitucional.

La iniciativa legal contempla, entre otras materias, que “la elección de los gobernadores regionales se efectuará conjuntamente con la de alcaldes, concejales y de consejeros regionales, y será electo el candidato que obtenga la mayor cantidad de votos válidamente emitidos, siempre que obtenga al menos el 40% de los sufragios”.

Y se fijó esa elección para el año 2020, lo que significa que los actuales cores electos, que comienzan sus funciones en marzo de 2018, solo lo harán hasta el año 2020, disminuyendo su mandato de cuatro años a tres.

La molestia de Víctor Pérez Varela se replicó a nivel regional. El presidente del Consejo Regional del Bío Bío, Hugo Cautivo (PS), manifestó al Diario de Concepción que los cores electos “plantearon sus candidaturas bajo ciertas reglas, bajo las cuales fueron respaldadas por la ciudadanía y en este cambio que se está planteando, uno no ve que se esté mejorando la institucionalidad”.

Agregó que “cuando se está discutiendo una nueva institucionalidad, en alusión a los gobernadores regionales, no tiene sentido acortar el período de los cores. Al mismo tiempo se manifestó pesimista respecto de un posible cambio, pues recordó que la tramitación de la iniciativa fue posible gracias a acuerdos que los parlamentarios alcanzaron con el Ejecutivo. “Hay voces en contra, pero uno visualiza que hay predisposición a aprobar esa indicación”, comentó.

Gobernadores regionales
El proyecto de ley que regula la elección de los gobernadores regionales, además de la polémica fecha fijada para las elecciones, agrega las facultades que tendrán estas nuevas autoridades.

Establece la figura del gobernador regional como órgano ejecutivo del Gobierno Regional, quien presidirá el Consejo Regional. Además, dispone los requisitos para optar al cargo, sus inhabilidades, incompatibilidades, subrogancia, vacancia y causales de cesación de la nueva autoridad.

La postulación al cargo de gobernador regional será incompatible con la postulación al cargo de Presidente de la República, parlamentario, consejero regional, alcalde y concejal. Para poder ser candidatos a gobernador regional, los ministros de Estado, los subsecretarios y los delegados presidenciales provinciales, entre otras autoridades, deberán renunciar a su cargo dentro del año inmediatamente anterior a la elección.

La ley además establece que, para que un gobernador regional, delegado presidencial regional y delegado presidencial provincial puedan ser candidatos a diputados y a senadores, deberán renunciar un año antes de la respectiva elección, para evitar que usen sus cargos con fines electorales.

Además el gobernador regional podrá estar sujeto a una posible acusación constitucional en los mismos términos y formalidades que el cargo de Presidente o Presidenta de la República, es decir, un eventual libelo acusatorio debiera ser presentado por la mayoría absoluta de los diputados y la declaración de culpabilidad será aprobada por, al menos, 2/3 de los senadores.

El proyecto también incorpora normas que adaptan las denominaciones de los actuales intendentes y gobernadores, pasando a llamarse delegados presidenciales regionales y delegados presidenciales provinciales, respectivamente.

Dispone las adecuaciones necesarias para que los partidos políticos, si así lo deciden, puedan utilizar el sistema de elecciones primarias para la nominación de sus candidatos a gobernador regional.

La normativa además incorpora la elección de gobernadores regionales dentro de la regulación establecida en la ley sobre transparencia, límite y control del gasto electoral. Como disposición transitoria el proyecto establece que la primera elección por sufragio universal en votación directa de los gobernadores regionales se verificará una vez que esté aprobado el proyecto de ley sobre Fortalecimiento de la Regionalización, que establece el traspaso de competencias.

Comentarios