Expertos analizan caso de joven que soportó 7 días sin agua y comida

Por: Susana Núñez Fotografía: Fernando Villa 2017-12-07

Tras el rescate de la joven chillaneja, que soportó 7 días sin agua ni comida en la Laguna Seca de San Fabián, ha surgido el discusión en torno a la práctica del andinismo.

Expertos locales de la disciplina analizaron el caso de Elizabeth Luna Romero, quien fue rescatada este miércoles con graves lesiones y con severa deshidratación, tras sufrir una caída en un sector rocoso.

Para los especialistas, no solo son importantes las medidas de seguridad que se deben implementar en la montaña, si no también fortalecer la educación y cultura respecto de lo que significa esta práctica , algo que a la luz de los antecedentes, se requiere con urgencia para evitar desgracias.

Víctor Palavecino, miembro del Club Andino Nevados de Chillán e integrante de la Asociación de Andinismo de Ñuble, sostiene que el organismo puede soportar hasta 20 días en condiciones adversas, sin agua y comida, como las que vivió la excursionista.

Según el profesional con 30 años de experiencia, la vegetación presente en la zona es abundante y rica, lo que permite a un andinista resistir en un contexto extremo.

“El cuerpo es sabio, al no tener comida, va consumiendo su propia energía, su grasa y líquido. Eso te puede ayudar a permanecer 10 a 20 días con problemas, pero vivo. Si tu analizas las huelgas de hambre que se producen, las personas están de 30 a 90 días sin comer, en muy pésimas condiciones, pero sobreviven. Eventualmente, si tienes muchas ganas de comer, puedes echar mano a mucha flora que tenemos en ese zona, por suerte, no es lo mismo perderse en el norte que en el sur de Chile, porque nosotros podemos recurrir a comer maqui, mora , hojas, tallos, lo podemos hacer, pero para eso no necesita ser expero, pero si conocer cinco plantitas que te permitan ganar energía”.

Bajo las circunstancias que vivió Elizabeth cree que sus conocimientos en salud le ayudaron a permanecer estable.

“Ella tenía ciertas nociones básicas de como protegerse, porque ella es técnico en enfermería, logró sortear con éxito eso en el sentido de aminorar los requerimientos y no llegar a cierta angustia que tal vez hubiese llegado hacer más grave su accidente”

Agregó que “con la sombra el grado de hidratación es mucho menor, a lo mejor ella cayó en un roquerío y logró cobijarse bajo una roca que le produjo sombra, a lo mejor en ese terreno había humedad y plantas, que le permitieron no tomar agua, pero al menos no deshidratarse (...)En ese sector con árboles tu puedes armar una pequeña carpa con ramas secas o forraje y eso te va permitir conservar la temperatura y protegerte del clima”.

Palavecino sostiene que usar los insectos como alimento, en pequeñas dosis, suelen ser aliados para sobrevivir sin víveres.

“En el sector que ella cayó hay mucha vegetación, no hay lugares despejados. Si uno tiene ciertas nociones de sobrevivencia de trekking y montañismo, te podrías alimentar de ciertos bichitos, pequeñas dosis que te ayuden a soportar mejor en el estado que estás”

Carlos Lagos, quien es instructor de montaña y técnico en nivel superior, puso énfasis en la preparación y cultura de montaña que se debe tener para evitar todo tipo de accidentes.

“Como montañés la regla es "mantener la calma", cuando se prepara una salida hay que verificar la meteorología, equipamiento para las horas o días de expedición, fondo de saco que es alimentación en caso de emergencia, está se ubica al fondo de la mochila. Además, brújula con GPS, éstos son buenos pero en caso accidente se descargan, silbato, fósforos y mucha agua para las jornadas de marcha”.

Tras el caso de Elizabeth Luna, sostiene que “jamás se debe realizar una excursión en solitario, mínimo tres personas, lo cual se denomina "cordada". Los accidentes en montaña son todos evitables, hay que aplicar la prevención de riesgos”.

 

Comentarios