Itata arrasó en concurso Catad’Or Ancestral 2017

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 08:35 PM 2017-12-05

Se evaluaron vinos embotellados y a granel.

Con 15 medallas de oro y 23 de plata, de las 61 entregadas en total, los vinos del Valle del Itata fueron los grandes ganadores del Primer Concurso Internacional Catad’Or Ancestral Wine Awards 2017, realizado en el hotel Radisson Petra, de Concepción, que busca reconocer el trabajo de pequeños productores campesinos del país.

En el certamen, patrocinado por Indap, compitieron 202 muestras de 83 productores entre Arica y Bío Bío.

Los más premiados fueron los vinos elaborados con las cepas patrimoniales Cinsault y País, así como también de Moscatel de Alejandría, las tres con presencia en el Valle del Itata.

Los ganadores, además, contarán con apoyo en iniciativas de promoción y comercialización.

Los ganadores
Destacó la empresa Sociedad Agrícola Valle Itata con oro, para su vino Ñipanto, que fue elegido el Mejor Vino Ancestral. 

Fabián Mora, de Guarilhue, obtuvo dos medallas de oro, por sus vinos Moscatel de Alejandría y País, plata para su tinto y rosé, y además, el reconocimiento a la Mejor Viña Ancestral.

También tuvo participación destacada el productor de Portezuelo, Gustavo Riffo, de Lomas de Llahuén, con dos de oro y dos de plata; y Rosa Vidal Torres, con dos medallas de oro y el reconocimiento al Mejor Vino Granel Ancestral.

De igual forma, Piedras del Encanto, de Joel Neira, obtuvo el reconocimiento al Mejor Espumante Ancestral.

Se suma Cristian Lagos, de Coelemu, quien consiguió una medalla de oro por su Moscatel, así como un oro y una plata por su Cinsault, de la mano de su marca Trifulca.

La Viña Jardúa, y su vino Reinicio, logró un oro por el Cinsault y una plata por el blanco; Cavas de Portezuelo sumó tres medallas de plata, mientras que la empresa asociativa Moscin, de Guarilihue, sumó dos de plata.

Su sorpresa y emoción por el galardón mostró también María Isabel Labra, de Ránquil, quien obtuvo oro por su espumante Sol Violeta. “Lo que he construido en la hectárea que tengo me deja muy satisfecha y este premio es creo al esfuerzo realizado”, afirmó.

Premiación
A la ceremonia de premiación, realizada ayer, asistieron el subdirector nacional del Indap, Ricardo Vial; el director regional, Andrés Castillo; y Pablo Ugarte, director ejecutivo de Catad’Or, así como los 18 miembros del jurado, entre enólogos, sommelieres y periodistas especializados, entre ellos, el destacado sommelier penquista, Héctor Riquelme, quien ofició de presidente.

Ricardo Vial expresó que esto partió en julio, con la participación en el Catad’Or que abrió por primera vez la categoría Vinos Campesinos. “Sabíamos que los vinos tenían calidad y había que atreverse y probar que eran buenos y nos sorprendimos con el resultado de tres medallas de oro y tres de plata en esa ocasión”. Comentó que de ahí surgió la idea de desarrollar un concurso focalizado en vinos elaborados por pequeños productores, y por iniciativa del director regional, Andrés Castillo, se logró concretar esta primera versión en Concepción.

Castillo precisó que el concurso certificó que “los vinos de nuestros valles y nuestros campesinos son de muy buena calidad, lo que incidirá en la valoración que tendrán que hacer quienes les compran sus uvas y sus vinos”. 

En tanto, Pablo Ugarte expresó su satisfacción “porque se están potenciando vinos únicos, irrepetibles, con identidad regional”. 

Asimismo, Héctor Riquelme afirmó que el exitoso resultado del concurso se debió a la colaboración “de Indap, los productores y Catad’Or, que recala en Concepción y es vitrina de productores de muchos valles de Chile. Para los que somos de acá tenemos la responsabilidad de querer nuestros vinos, nuestros productos y que la creciente llegada de restaurantes y hoteles los puedan acoger”.

Comentarios