De forma gradual servicios públicos dejarán la leña para calefaccionar

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 08:45 PM 2016-04-18

El Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) de Chillán y Chillán Viejo contempla una serie de medidas preventivas y restrictivas referidas al consumo de leña para la calefacción.


El documento medio ambiental, entrado en vigencia el pasado 28 de marzo, identifica a la zona residencial de la intercomuna como el factor determinante en la ocurrencia de los altos niveles de saturación por material particulado fino 2,5 (MP2,5), producido mayormente por la quema de biomasa durante la temporada de otoño-invierno.


Al ser el sector residencial la principal fuente local de emisiones según el inventario del PDA (el 93% de la polución proviene de viviendas), el Ministerio de Medio Ambiente (MMA) se preocupó de incluir en el texto restricciones al uso del popular combustible durante las jornadas pronosticadas con una mala calidad del aire.


Si bien durante los dos primeros años de aplicación del plan de descontaminación se excluirá a los servicios públicos de las fiscalizaciones durante los días declarados como de Alerta, Preemergencia o Emergencia Ambiental, es decir que podrán hacer uso de sus estufas a leña sin restricción alguna a cualquier hora del día, lo cierto es que éstos deberán cambiar sus sistemas de calefacción a corto plazo.


Documento
De acuerdo al artículo 16 del  sub capítulo 2.2 del PDA intercomunal, que explica sobre la “Regulación referida al uso y mejoramiento de la calidad de los artefactos”, los servicios públicos tendrán un plazo de 24 meses para hacer el recambio de estufas por otros aparatos que consuman combustibles diferentes a la leña.


“Transcurridos 2 años desde la publicación del presente plan en el Diario Oficial, se prohíbe el uso de calefactores a leña en las dependencias de los organismos de administración del Estado, establecimientos educacionales municipales, y salas de espera de consultorios y centros comunitarios de salud familiar de la Zona Saturada”, señala textualmente el documento.


Es así que en las propiedades y edificios donde se presten servicios de tipo público, al año 2018 deberán contar con equipos eficientes o sistemas no contaminantes.


Establecimientos
El Servicio de Salud Ñuble (SSÑ), los municipios de Chillán y Chillán Viejo, Carabineros de Chile, Gendarmería, el Regimiento “Chillán” , entre otras, son las dependencias públicas que están obligadas a ajustarse a los lineamientos del PDA.


El director del SSÑ, Iván Paul, manifestó que de manera gradual tendrán todos sus locales acondicionados a las exigencias del texto de descontaminación.


“Todos los hospitales dependientes del Servicio de Salud Ñuble reconvirtieron su sistema de calefacción a gas; esto incluye al Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán, establecimiento que se encuentra en la intercomuna, y que el año 2011 realizó esta modificación. El edificio de la dirección del servicio, ubicado en calle Bulnes, utiliza la electricidad como sistema de calefacción. En el mediano plazo concretaremos la reconversión de algunos inmuebles en los que funcionan principalmente dispositivos de salud mental dependientes; lo mismo ocurrirá con el Cesfam Violeta Parra”, precisó el funcionario.


En tanto, desde la Municipalidad de Chillán señalaron que al haber entrado en vigencia recientemente el PDA, aún están evaluando las indicaciones del texto, razón por la cual vienen realizando coordinaciones para las futuras reuniones que se celebrarán con el fin de tratar el tema y así cumplir con lo que se exige desde el Ministerio del Medio Ambiente.


Añadieron que, solo después del catastro de establecimientos ediles que usan leña para calefaccionarse que tendrán que hacer, tendrán la certeza del tamaño de la intervención, lo cual permitirá decidir y planificar el plan de acción para realizar el recambio del sistema.


Abastecimiento
La compra de un total de 165 metros cúbicos de leña vienen licitando el SSÑ y Carabineros de Chile en las últimas semanas.


En el caso de la red de salud provincial, están gestionando la adquisición de 105 metros cúbicos para seis locales que dependen de ella ubicados en las calles Constitución 1069-casa B, Bulnes 840, Sargento Aldea 615, Independencia 452, en la Avenida O’Higgins 1661 Interior y el Centro de Salud Familiar (Cesfam) Violeta Parra, que funciona en el lado norte del Hospital Clínico Herminda Martín.


Al respecto, el jefe del SSÑ recordó que a pesar de que en estos centros se consume el popular combustible, el abastecedor garantiza la calidad de las astillas y el plan de manejo de bosque nativo.


“Es importante señalar que los dispositivos que actualmente usan leña, cumplen con la regulación vigente, es decir, utilizan leña entregada por un proveedor autorizado y que cuenta con certificación de su grado de humedad y procedencia”, reiteró.


Cabe indicar que, según el proceso de licitación, el viernes de la próxima semana el SSÑ entregará la adjudicación al mejor oferente.


Por su parte la policía uniformada está licitando la adquisición de 35 metros cúbicos de biomasa, las que se destinarán a tres de sus sedes.


La Subcomisaría Huambalí, la Tenencia Chillán Oriente y el retén Quinchamalí recibirán 10 metros cúbicos del combustible respectivamente y los restantes 5 metros se enviarán al TIC Ñuble de Carabineros. 


Mañana finaliza la etapa de postulaciones al concurso público convocado por la policía, en tanto que la adjudicación está programada para el próximo viernes.


Desde la Segunda Comisaría aclararon que, al ser un edificio nuevo, actualmente se calefaccionan con aire acondicionado, por lo que los esfuerzos se orientarán a resolver los casos de los edificios que ahora necesitan de leña para aclimatar las dependencias.


Recambio en viviendas
En el caso de viviendas y propiedades habitacionales, el PDA contempla el recambio de 20.000 estufas a leña en toda la intercomuna por equipos que utilicen un combustible diferente a la biomasa.


Este 2016 serán 225 calefactores los que serán reeemplazados por equipos más eficientes en la Zona Saturada de Ñuble, de acuerdo a lo programado por la cartera regional medioambiental. 


Para el desarrollo de la política, el Ejecutivo está proponiendo tres tipos de estufas que utilizan combustibles diferentes a la leña. 140 de ellos serán a pellet, 60 en base a parafina y otros 25 a gas.


Según antecedentes entregados por la cartera regional medioambiental, hasta el pasado jueves se contabilizaban 335 personas inscritas en el registro de calefactores de Chillán y Chillán Viejo, proceso que partió oficialmente el pasado 5 de abril y que es un requisito obligatorio de cumplir para postular el 3 de mayo próximo.


Un promedio de 33 personas diarias se han estado sumando al registro virtual www.calefaccionsustentable.cl del MMA.


Nuevas licitaciones del MMA
A inicios de mes el secretario regional del MMA, Richard Vargas, anunció los dos modelos de estufas que ya se tenía asegurado para el programa de recambio en la intercomuna.


Se trataba de las de pellet (marca Cadel, modelo Pretty de 7 kw) y las de parafina (marca Toyotomi, modelo FF 70AQ de 7 kw). En su momento el funcionario de gobierno aclaró que en el caso de las a gas aún no se tenía claro el modelo que se iba a ofrecer. 


Ante esto, el miércoles pasado la Subsecretaría de Medio Ambiente inició el concurso público para adquirir un lote de 25 calefactores a gas, destinándose para el caso $26.000.000.


Este proceso de licitación es exclusivo para el programa de recambio de estufas de Chillán y Chillán Viejo, y junto a él, también se está buscando comprar los servicios de consultoría y apoyo para la ejecución del recambio de aparatos.


La adjudicación de la compra de estufas se resolverá el 25 de mayo, mientras que la consultoría el 6 de junio.

Comentarios