Los 10 mejores vinos que brindó el Itata este año

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa / Archivo 07:25 PM 2017-12-02

De distintas cosechas, cepas, suelos y gustos, estos vinos tienen en común haber nacido en el Valle del Itata y estar entre los favoritos de un grupo de cinco expertos que quisieron destacar los mejores vinos del año, los imperdibles del Itata, algunos de los cuales ni siquiera han salido a la venta.

Participaron en esta consulta de Diario LA DISCUSIÓN: la enóloga Sylvia Cava; la periodista y sommelier Fernanda Chartier, dueña de la tienda de vinos De Blancos a Tintos; el enólogo Edgardo Candia; el periodista y crítico de vinos Patricio Tapia, autor de la influyente guía Descorchados; y el enólogo y académico de la Universidad de Concepción, Guillermo Pascual.

Varios de estos vinos ya han conseguido medallas en certámenes como el Concurso del Vino de Ránquil y del Itata Profundo o el Catad´Or 2017, así como también positivas críticas a nivel nacional e internacional, como la guía Descorchados 2018, que está pronta a salir a la venta.

La oferta es variada, aunque predominan las cepas Moscatel de Alejandría y Cinsault, que son, a su vez, las más representantivas del Valle del Itata.

 

Trifulca Moscatel de Alejandría 2017

Precedido por la buena crítica que obtuvo Trifulca Cinsault, este Moscatel desarrollado por Cristian Lagos fue el gran ganador en el Concurso del Vino de Ránquil y del Itata Profundo, al conseguir la Gran Medalla de Oro.

De uvas provenientes del sector Los Castaños  (Coelemu), este Moscatel, según el enólogo Guillermo Pascual, “muestra la nobleza de la cepa y la tipicidad del Valle del Itata”. 

“A la vista se ve limpio y brillante de color amarillo pajizo pálido. De nariz limpia y de gran franqueza con intensidad media-alta con notas típicas de moscatel, como flores blancas y frutos de carozo, como durazno, al final se perciben algunas notas herbáceas que le entrega un toque de verdor. En boca es un vino seco, con una rica acidez muy equilibrada que le da una buena frescura. Ligero en boca que pasa fresco y rápido, con un toque de amargor al final que le da un pequeño toque acerbo. En vía retronasal persisten los aromas a flores blancas y frutos de carozo”, describió Pascual.

Valor: 
$14.500
Dónde comprar:
De Blancos a Tintos, Av. Paul Harris 1118 local E, Chillán.

 

Rivera del Notro Blanco 2017

Creación del enólogo Roberto Henríquez, quien ha cautivado algunos de los paladares más exigentes de Chile y también del extranjero, Rivera del Notro blanco es una mezcla de Moscatel de Alejandría, Corinto y Semillón, un vino blanco que fermenta como tinto, sin separar sus pieles del jugo. El vino estuvo en contacto con sus pieles macerando durante 3 meses y se incorporó el vino prensa al vino, esto para conseguir un vino con más volumen en boca y longevidad.

Este vino fresco fue destacado por el periodista Patricio Tapia como uno de los mejores del Valle del Itata en su guía Descorchados 2018, asignándole 94 puntos.

Valor: 
N.D.
Dónde comprar:
N.D.

 

Centinelas del Itata Moscatel de Alejandría Espumante Brut

Este espumante es parte de la línea Brutall, una experiencia asociativa de un puñado de productores del Valle del Itata en la que si bien comparten etiqueta, mantienen las características particulares en sus respectivas producciones. Por la firma en la etiqueta se podrá reconocer a cada uno.

Este espumante elaborado por Centinelas del Itata obtuvo medalla de plata en el Concurso del Vino de Ránquil y del Itata Profundo 2017.

Proveniente de viñedos Moscatel de Alejandría de secano ubicados en los sectores Cerro Verde, El Quilo, La Raya y Checura, entre otros, en la comuna de Ránquil, este espumante, en palabras del enólogo Edgardo Candia, “presenta un atractivo color amarillo pajizo con tonos verdosos, su burbuja es fina y persistente, formando una corona muy elegante. sus aromas recuerdan frutas cítricas y hierbas, matizados con tonos a galleta oblea. en boca es fresco y cremoso, de grato final frutal. Ideal como aperitivo o para maridar ceviches y pescados ligeros.

Valor: 
$8.000
Dónde comprar:
Alma del Itata, Nicasio Alarcón 458, Ñipas.

 

Nüyün, Cinsault, 2016

Este Cinsault de la zona de Guarilihue, de la línea Vinos de Patio desarrollada con apoyo de Indap, obtuvo medalla de oro en el Concurso Catad´Or 2017 como “Vino Campesino”.

Fue elaborado por el productor Luis Lagos y el enólogo Demy Olmos.

La periodista y sommelier Fernanda Chartier lo describió como “de color rojo rubí, en nariz resalta sus aromas a fruta negra como cerezas, moras, ciruela y arándanos maduros; así como notas minerales, terrosas, leve aroma ahumado y cárnico. En boca aparecen su fruta madura, jugosa, táninos firmes, jóvenes, pero sedosos y una acidez media alta persistente en boca”.

Se recomienda maridar con platos de grasitud media alta como charcutería o carnes de caza asadas.

Valor: 
$11.200
Dónde comprar:
De Blancos a Tintos, Av. Paul Harris 1118 local E, Chillán.

 

Magenta, Cinsault, 2017

Repitiendo los éxitos alcanzados por las cosechas anteriores, este Cinsault de la pequeña Viña Magenta, de Olga Carrasco, no solo obtuvo medalla de plata en el Concurso del Vino de Ránquil y del Itata Profundo 2017, sino que además, medalla de oro en el Concurso Catad´Or 2017 como “Vino Campesino”.

Proveniente de viñedos cinsault de secano ubicados en el sector de Pueblo Viejo, a orillas del río Itata, en la comuna de Ránquil, fue descrito por el enólogo Edgardo Candia como de “color rojo rubí de mediana intensidad, aromas a frutas rojas pequeñas, como maqui y murtilla, con suaves tonos a chocolate. en boca es de cuerpo medio, taninos muy suaves, grata acidez y persistencia. Ideal para maridar con carnes rojas ligeras, carnes blancas, comidas en base a choclo y masas.

Valor: 
$5.000
Dónde comprar:
Alma del Itata, Nicasio Alarcón 458, Ñipas.

 

Prófugo Cinsault 2016

De la línea de vinos campesinos del Indap, el Prófugo Cinsault 2016 obtuvo medalla de oro en el concurso Catad´Or 2017 como “Vino Campesino”.

Según la periodista y sommelier Fernanda Chartier, “a pesar de ser de la zona de Guarilihue, este Cinsault de un delicado color cereza con notas violáceas, destaca en nariz aromas florales a rosa y violeta, así como frutos rojos y negros como guinda, frutilla, frambuesa, cereza y arándano. En boca resalta su fruta fresca, sus taninos jóvenes, pero no invasivos, así como su acidez media con final persistente”. 

Se recomienda maridar con platos de grasitud y condimentación media baja como guisos o carnes magras. 

Valor: 
$11.200
Dónde comprar:
De Blancos a Tintos, Av. Paul Harris 1118 local E, Chillán.

 

Pandolfi Price Larkün Syrah 2015

La Viña Pandolfi Price, ubicada a orillas del río Larqui, en Chillán Viejo, reconocida por sus premiados Chardonnay, sigue dando sorpresas y conquistando los más exigentes paladares a nivel mundial, principalmente en el mercado británico, donde sus vinos han cosechado positivas críticas.

De hecho, el Larkün Syrah 2015 lanzado este año fue calificado con 90 puntos por el prestigioso periodista inglés y Master of Wine, Tim Atkin, quien en su nota de cata afirmó que “es un vino fermentado y criado por 24 meses en un estanque de acero inoxidable sobre lías seleccionadas sin la intervención de barricas”.

Según el experto, “a la vista, el vino es intenso, oscuro, profundo y brillante. Su nariz es ahumada, mineral, con notas a incienso y pimienta negra. Su paladar es jugoso de tanino fino, joven, con notas a frutas negras y ciruelas frescas”.

Se trata de un Syrah plantado en 2011 en la ribera norte del Larqui, “mezcla de diferentes genéticas sobre suelos arcillosos con gran presencia mineral y granito descompuesto con presencia de cuarzo”.

Maridaje: embutidos, pastas, carnes grasas y presas de caza.

Valor: 
$9.500
Dónde comprar:
De Blancos a Tintos, Av. Paul Harris 1118 local E, Chillán.

 

Bandido Neira Cinsault 2015

La familia Neira fue una de las pioneras en cultivar la cepa Cinsault en el Valle del Itata, y con este Bandido Neira Cinsault apuesta por repetir la buena crítica de las cosechas anteriores.

Elaborado únicamente con levaduras nativas, este vino es el resultado de un cultivo natural de vides de rulo de 60 años ubicadas en Guarilihue Alto, en plena Cordillera de la Costa, las cuales se nutren y beben por sí mismas de la armonía que brinda la naturaleza. 

Este Cinsault obtuvo 89 puntos en International Wine Review, 90 puntos en la revista CAV y 90 puntos en la Guía Descorchados. Además, ha sido destacado por el periodista Eduardo Brethauer en las dos ediciones del libro “Vinos con cuento”.

Según la descripción del productor Felipe Neira, “este vino tiene un color púrpura. Desprende aromas a frutas como frutilla, mora y cereza, con un ligero recuerdo a menta, eucaliptus y algo de pimienta. En boca se presenta mineral y tiene toques de canela. Un vino con cuerpo y volumen, pero persistente y fácil de beber”.

Maridaje: Pescados grasos, pastas, carne (vacuno, cerdo, cordero), postres (a base de chocolate).

Valor: 
$8.500
Dónde comprar:
De Blancos a Tintos, Av. Paul Harris 1118 local E, Chillán.

 

Tierra del Itata Moscatel 2016

En palabras del destacado periodista Patricio Tapia, Tierra del Itata Moscatel 2016 “es el proyecto de Christelle Guibert, una francesa apasionada por el vino, y el enólogo penquista Leonardo Erazo, en el Valle de Itata”.

De la categoría que algunos denominan “vinos de autor”, está cosechando buena crítica, tal como otras creaciones de Erazo, como Rogue Vine. De hecho, obtuvo 94 puntos en la guía Descorchados 2018.

“Este es un cien por cien Moscatel, con tres semanas de contacto con las pieles y luego una crianza sin pieles en una esfera de concreto por un año. El resultado se parece al jugo que uno podría exprimir de naranjas confitadas. Es voluptuoso, pero con una fuerza en los taninos descomunal. Y la acidez es filosa. Es necesario dejar este vino, al menos, cinco años en botella”, sostuvo Tapia.

Valor: 
N.D.
Dónde comprar:
N.D.

 

De Martino Viejas Tinajas Muscat 2016

El Viejas Tinajas Muscat 2016 de la Viña De Martino fue calificado con 96 puntos por Tim Atkin y con 15 por Jancis Robinson, y fue destacado por el periodista Patricio Tapia como el mejor de Itata y el mejor Moscatel, con 95 puntos, en su guía Descorchados 2018, repitiendo las buenas críticas que las cosechas anteriores lograron a nivel nacional e internacional.

En su reseña, Tapia explica que proviene de parras de más de 50 años de la comuna de Trehuaco, a unos 17 kilómetros del mar, junto al río Itata. “Es, en el fondo, una zona costera y eso se siente en la acidez de este Moscatel, la vibrancia que da esa acidez en el paladar”. 

“Tiene cremosidad, pero también fuerza de taninos. El vino se cría en granos enteros por siete meses en tinajas viejísimas de greda y luego otros seis meses en la tinaja, pero sin pieles. Este es un vino corpulento, pero a la vez tan frutal y firme en acidez. Uno para guardar por al menos cinco años en la cava”, remató el reconocido crítico.

Valor: 
N.D.
Dónde comprar:
N.D.

Comentarios