Polémica por muro genera incluso acusaciones étnicas

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 10:20 PM 2017-11-30

De madrugada se construyó, y en la madrugada siguiente lo destruyeron.

Así ha sido la historia del muro que ha significado una disputa legal de múltiples aristas que se instaló en la Corte de Apelaciones, desde que en julio de este año, la comunidad del edificio Los Presidentes, ubicada en calle 18 de Septiembre, entre El Roble y Constitución, interpretara como ilegal que los vehículos que utilizan los servicios de la playa de estacionamientos “Paseo Arauco”, con acceso por El Roble, salieran por ese camino de servidumbre, el que consideran de uso exclusivo.

A través de su abogado, Claudio Cusacovich, ordenaron en esa oportunidad la instalación de un muro que les impedía la salida hacia 18 de Septiembre, pero la obra no alcanzó dimensiones mayores a las de una solera, cuando una cuadrilla de maestros enviados por José Luis Yanine, dueño de la playa de estacionamientos, lo rompió.

Cusacovich y Yanine se enfrentaron por primera vez y según el abogado, el empresario lo insultó enrostrándole su condición de judío.

“Eso es mentira, jamás le he dicho algo así, es ese caballero el que tiene algo con nuestra colonia y me ataca por ser de origen palestino”, se defendería luego el también dueño de Cecinas Chillán.

Sintiéndose amenazado e insultado por su apellido, Yanine puso un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Chillán, recurso en el que además se discutió el legítimo uso del paso por parte de los usuarios de la playa.

Para Cusacovich, el rechazo del recurso de protección significaba que la Corte “nos dio la razón, por lo tanto se decidió clausurar ese paso”, pero para Yanine, “lo que se rechazó fue el recurso de protección respecto a las amenazas, pero en ningún caso la Corte nos prohibió utilizar esa salida”.

Así, la comunidad volvió a construir el muro el pasado martes “y lo hicieron a escondidas, en la madrugada, porque cuando lo trataron de hacer en el día, carabineros se los prohibió”, dijo el empresario.

Pese a esto, en la madrugada siguiente (la de este miércoles), una cuadrilla de maestros lo volvió a echar abajo, “en una acción matonezca y en la que además amenazaron hasta a la familia del conserje del edificio, por lo que vamos a poner una querella por daños en contra del señor Yanine”, adelantó el abogado.

Finalmente, Cusacovich presentará una querella por daños, mientras que Yanine dice que “debe ser la Justicia la que decida y no el señor Cusacovich ni la comunidad del edificio que ha actuado de manera matonezca conmigo y mis trabajadores”.

Comentarios