Presupuesto abierto para armar plantel 2018 de Ñublense

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 2017-11-30

“Fue una reunión muy positiva”, concluye Jorge Silva, presidente de la Corporación de Ñublense, tras el extenuante cónclave que encabezó en la capital, el mandamás de la Sociedad Anónima, Patrick Kiblisky, para proyectar el futuro inmediato de la institución.

Tras seis largas horas de reunión, se tomaron algunas definiciones fundamentales.

La primera: El objetivo del directorio es armar un plantel que pelee el ascenso el 2018.

Para eso, explicó en la cita el gerente Hernán Rosenblum, se dejó abierto el presupuesto para armar el plantel y solo después que se concrete el fichaje de los jugadores prioritarios en la lista de Emiliano Astorga, se definirá la inversión.

“El plantel quedó armado en el papel casi en su totalidad”, explicó. Si bien no se habló de cifras, se estima que bordeará los 70 millones de pesos.

El balance financiero del gerente arrojó pérdidas, pero no se reveló la cifra.

Dos por puesto
“La idea es tener dos jugadores por puesto y luego se verá el presupuesto”, recalca Silva. Se proyecta el arribo de por lo menos 12 a 13 refuerzos, los que se sumarán a los 8 que serán la base, incluidos el portero Sebastián Contreras, que debería sellar su renovación, mientras Emiliano Pedreira, ya lo concretó.

Avanzadas negociaciones
Entre los refuerzos, trascendió que hay prácticamente un acuerdo sellado con el portero Franco Cabrera, quien ya busca departamento en Chillán  y será anunciado en los próximos días.  También se avanza en el préstamo del centrodelantero argentino David Escalante y se negociará con el central, ex La Serena, Mario Parra.

En carpeta para el ataque hay otros nombres como Diego Ruiz y Leonardo Olivera. 

Las negociaciones las encabeza el gerente deportivo Rubén Espinoza, cuya continuidad no fue tratada en el directorio. “Fue una reunión positiva porque los directores de la Corporación pudimos opinar sobre las dos opciones de refuerzo por puesto que se dejaron en la lista y si se caen, se discutirá una tercera. Patrick Kiblisky se mostró con el ánimo de armar un plantel para pelear con todo el ascenso y por eso se dejó el presupuesto abierto, para ir por el ansiado ascenso y se concretarán todos los refuerzos que sean necesarios. Con algunos ya hay avanzadas negociaciones”, precisó el director chillanejo Leonardo Cusacovich.

Si bien no se definió la fecha de la pretemporada, ésta se realizará en Dichato o Coelemu. Los diablos con contrato vigente retornan el 14 de diciembre y los nuevos el 6 de enero.

Comentarios