Llaman a utilizar el sistema de concesiones

Por: Roberto Fernández Fotografía: Fernando Villa 09:20 PM 2017-11-30

Como una oportunidad para apuntalar el crecimiento de la nueva Región de Ñuble fue calificado el sistema de concesiones por representantes de  la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y por el coordinador regional de Concesiones del MOP, Tito Fernández, quienes destacaron que existe un gran potencial en áreas como la vialidad, edificación pública e infraestructura hídrica.

El seminario “Oportunidades para el desarrollo regional integrado: concesiones”, realizado este miércoles en Chillán, fue organizado por la CChC y contó con la participación de la presidenta de la delegación Chillán del gremio, Claudia Rigall; Carlos Zeppelin, vicepresidente del Comité de Infraestructura de la CChC; Carlos Piaggio, gerente de Infraestructura de la CChC; y por Tito Fernández.

Actualmente, en la Región de Ñuble existen cuatro proyectos concesionados: Ruta 5 tramo Talca-Chillán, Ruta 5 tramo Chillán-Collipulli, Autopista del Itata y embalse La Punilla, lo que en opinión de los expositores, revela el bajo dinamismo que ha exhibido la utilización de este mecanismo de financiamiento de infraestructura que fue calificado como “exitoso”.

Fernández adelantó que en el corto plazo se relicitarán los dos tramos mencionados de la Ruta 5, de hecho, para el caso del tramo Talca-Chillán, el MOP contrató a una consultora que debe levantar la información proporcionada por las comunidades respecto de los requerimientos para el nuevo contrato de concesión.

Más adelante, dijo, se relicitará la Autopista del Itata, cuyo periodo de concesión concluye en 2023.

Lo que no dejó claro Fernández fue si efectivamente se reducirá el monto de los peajes una vez que se reliciten las concesiones, considerando que las concesionarias no tendrán que construir de nuevo la ruta, sino que continuar con el trabajo de conservación y desarrollar las nuevas obras que se definan en el contrato, como pasarelas peatonales, vallas de seguridad, enlaces o caleteras.

Desafíos
Fernández hizo un llamado a la nueva región a “hacerse responsable” de la planificación de su infraestructura y a aprovechar este mecanismo de financiamiento para proyectos clave de Ñuble, como la Circunvalación Chillán, para edificaciones públicas, proyectos turísticos o para soterrar la línea férrea. Sostuvo que la red vial de Ñuble bordea los 5 mil kilómetros de caminos, sin embargo, solo un 20% cuenta con pavimento, por lo que planteó que en el futuro no se debe descartar la concesión de una red de caminos.

Bajo esa perspectiva, Piaggio, quien lamentó la caída en la inversión en infraestructura a nivel nacional, destacó los beneficios del sistema de concesiones, que permite avanzar más rápido en la ejecución de los proyectos y liberar recursos del Estado para otros gastos, sin embargo, advirtió que se requiere mejorar el sistema, como el mecanismo de iniciativas privadas, mediante el cual un privado presenta al Estado un proyecto para que lo declare de interés público y lo licite; extender el sistema a otros tipos de infraestructura, transitar a modelos que incorporen “niveles de servicio”, vale decir, el cumplimiento de ciertos estándares, como el tiempo de desplazamiento en una carretera; y desarrollar mecanismos de ejecución de obras de ampliación de los contratos de concesión, que les permitan responder a los aumentos de demanda, entre otros.

Al respecto, Fernández reconoció que concesiones como la Autopista del Itata han sido objeto de numerosas críticas, lo que atribuyó a que fue una de las primeras concesiones del país, pero explicó que en los contratos posteriores se han ido subsanando las falencias.

Por su parte, Carlos Zeppelin, hizo hincapié en otro mecanismo de concesiones muy poco utilizado, la Ley de Financiamiento Urbano Compartido, “debido principalmente al desconocimiento de las autoridades” y algunos aspectos de la ley que reducen el atractivo para el inversionista, por lo que planteó que se requieren algunas adaptaciones, pero enfatizó que sus beneficios siguen siendo válidos, y destacó que “descentraliza las decisiones de inversión regional”, ya que la contraparte pública pueden ser los municipios o el Serviu.

Zeppelin subrayó que este sistema es una real alternativa para abordar el déficit de infraestructura en Ñuble.  “Hoy las prioridades presupuestarias están puestas en otras áreas, no en infraestructura, que queda rezagada. Por lo tanto, tenemos que ser capaces de levantar recursos privados para generar infraestructura, como lo hicimos en los noventa”, expuso el vicepresidente del Comité de Infraestructura de la CChC, quien expresó que Ñuble tiene que hacerse cargo del aumento de la población urbana y de los mayores flujos de tránsito.

Comentarios