12 interrogados en nueva diligencia del ministro Aldana

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 10:20 PM 2017-11-29

Un total de doce ex integrantes de los servicios de seguridad, quienes estarían implicados en la muerte de los integrantes del MIR, Ogan Lagos Marín, Bartolomé Salazar y Rolando Angulo Matamala, fueron citados por el ministro Carlos Aldana, para comparecer a una jornada de careos, interrogatorios y reconstituciónes de escena en la Plaza de Armas, la Cárcel de Chillán, en el Regimiento y en el Juzgado Civil de esta ciudad.

Dentro de los interrogados no solo había ex uniformados de Carabineros y el Ejército, sino civiles, quienes según la abogada Patricia Parra, quien actúa como querellante en estas causas, “eran parte de una brigada de inteligencia civil que tuvo su origen en San Carlos, en su mayoría agentes de la Dina, quienes también participaron en torturas y en otras acciones directas relacionadas con las desapariciones, por lo que nosotros estamos esperando que esta investigación también termine con sanciones y condenas a ellos por ese tipo de crímenes y no solo como meros informantes”.

Varios de los civiles aludidos por Parra, son los que habrían facilitado inmuebles y predios para que se llevaran a cabo las torturas, secuestros y ejecuciones.

Trabajo de dos días
Tras las primeras diligencias realizadas en el juzgado, el ministro, quien tiene dedicación exclusiva a estas investigaciones relacionadas con violaciones a los Derechos Humanos en la zona centro sur del país, se dirigió a la Plaza de Armas, donde fue detenido el profesor del Liceo Marta Brunet, Bartolomé Salazar, siendo acompañada por la viuda del ejecutado político, Magdalena Müller, quien también fue secuestrada en 1974.

“Me llevaron al Regimiento, luego a un lugar de San Carlos, que no tengo idea qué era, pero ahí estuve detenida como 15 días, sin agua, sin comida, me tiraban mierda por la ventana para que comiera, y reconocí a los que me secuestraron. Luego me llevaron a Santiago donde estuve varios meses y cuando volví a Chillán, me encontré sin marido, sin hijos, sin casa, sin trabajo y sin nada, se destruyó mi vida”, dijo.

Otro de los presentes, Fernando Angulo, hermano de Rolando Angulo, añadió que “hay personas que eran parte del MIR y que nos traicionaron, como Rolando Catalán Febrero, un ingeniero agrónomo que hoy vive en Holanda. Yo lo fui a ver el 2013 y  me negó las acusaciones que lo daban por informante de la Dina, sin embargo, el año pasado cuando tuvimos acceso a las investigaciones, supimos que había sido él quien había dado los nombres y las ubicaciones de muchas de las personas que fueron asesinadas”.

Luego, las diligencias llegaron a la cárcel, en donde se interrogó y se hizo careos con seis de las víctimas y una decena de acusados.

Uno de ellos, Ulderico Carrasco, quien fue el último en ver con vida a Ogan Lagos.

“Yo acompañé al detenido hasta la última reja y pude ver a todos los verdugos que estaban afuera. Por supuesto a Ogan Lagos después lo matan, al tercer día lo encuentran muerto. Ahora hicieron las mediciones desde el momento en que entro hasta el que salgo y de la reja por la que dije que había visto a los verdugos”.

Aldana habló con la prensa solo al paso, detallando la estructura general de la diligencia que se extenderá hasta este miércoles en la ciudad.

“Es una inspección ocular y una reconstitución de escena que estamos empezando y que se realizará en diferentes lugares, hoy se realizarán las inspecciones en terreno y mañana ya será solo trabajo interno”, comentó.

Comentarios