Advierten riesgos por disputa de liderazgos en oficialismo

Por: 07:45 AM 2017-11-27

20 días restan para que se realice la segunda vuelta de la elección presidencial.

24,7% de la votación logró Guillier en Ñuble, versus el 42% que obtuvo Piñera.

Acaloradas disputas políticas se han generado a nivel local por el liderazgo del comando del candidato de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, de cara a las votaciones de la segunda vuelta el próximo 17 de diciembre.

La pugna se generó tras informarse la elección de la diputada Loreto Carvajal como la vocera del comando de Guillier en Ñuble, luego de una reunión sostenida con otros diputados del distrito 19, tras lo cual el comando nacional del candidato radical emitió un instructivo donde especificó que este rol deberá ser asumido por los senadores electos en cada región, que en Ñuble corresponde a Felipe Harboe.

Precisamente el sábado, mientras Harboe llamaba a la unidad del conglomerado, en una declaración realizada junto al diputado Carlos Abel Jarpa, en el persa San Rafael la diputada Carvajal encabezaba un “banderazo” junto al denominado Comando Unitario Por Guillier.

“No están a la altura del desafío”
Para comprender el alcance que esta situación podría generar en el resultado de las próximas votaciones, Cristian Quiroz (PAIS) destacó que “primero, yo señalaría que todas las diferencias de carácter personal deben quedar en un segundo plano”, puntualizó. “Segundo, centrar la atención en los objetivos políticos que son los que importan en este momento y son los que está demandando la ciudadanía”, indicó el ex candidato a diputado.

Para Quiroz, “lo que demanda la ciudadanía es unidad y esto es transversal”, aseguró. “Con los votos que se obtuvieron en la primera vuelta, en Ñuble en particular, es insuficiente para ganar la elección del 17 de diciembre, por tanto, hoy más que nunca la Nueva Mayoría debe comprender que debe abrir las puertas para otros actores también de la política de Ñuble”, planteó.

El representante de PAIS aseveró que “estos enfrentamientos lo que hacen es alejar a mucha gente que pudiesen ver en esta propuesta progresista un diseño atractivo pero con peleas internas”, dijo. “Por Twitter se han estado mandando mensajes, la verdad es que es mucho, no están a la altura del desafío”, declaró.

Conflicto de elite
Una visión diferente tiene Rodrigo Landa, asesor del diputado Gustavo Sanhueza, quien considera que “hay que partir de la siguiente premisa, toda división siempre resta más que suma (...) Ahora, que le vaya a afectar efectivamente desde el punto de vista electoral a Alejandro Guillier a nivel local, yo lo veo bastante improbable”, sostuvo.

“Yo creo que más que nada es una discusión que se mueve entre la elite política más que de las bases sociales. Es muy difícil que una diferencia a nivel de la elite política se traduzca en que la ciudadanía perciba una división al interior del conglomerado y que por esa supuesta división le reste votos al candidato oficialista”, afirmó.

Para el analista, “estamos tan cerca de la elección, no queda nada, es muy difícil que las disputas políticas al interior del conglomerado se vayan a incubar en la percepción de las personas en tan pocas semanas, además, hay que considerar que la gente que es partidaria de la Nueva Mayoría, independiente de las divisiones que pueda haber al interior, va a votar por su candidato”, sostuvo, “el gran dilema es como logra captar la votación del Frente Amplio, ése es el desafío”.

“El Frente Amplio no tiene decisión sobre sus votos, no puede controlar lo que las personas que votaron por Beatriz Sánchez hagan en segunda vuelta”, recordó, “porque el voto del Frente Amplio es bastante más frágil, no es tan político, hay mucha votación de jóvenes, es menos consolidada, puede darse que de esos 20 puntos , más de la mitad vote por Guillier, pero considerar también que una gran cantidad de personas simplemente no vaya a votar en segunda vuelta”, razonó.

“A ellos, lo que les interesa es que los temas que han levantado, como las AFP y otros temas, estén en la agenda del candidato, pero para ellos no es tema que un senador esté en una disputa política con una diputada”, comentó Landa, quien descartó que la división le reste votos a Guillier.

Comentarios