Colorida fiesta del deporte en familia se tomó las calles

Por: Rodrigo Oses 2017-11-26

La curvilínea modelo argentina Sabrisa Sosa, acompañada de su novio Claudio Valdivia, hermano del astro de Colo Colo, Jorge Valdivia, prenden el ambiente sobre la tarima y hacen bailar a los cerca de 3 mil chillanejos que se toman el frontis de la Gobernación de Ñuble para dar vida a la Corrida “Fun Color Ñuble”. Una mezcla perfecta entre entretención y deporte al aire libre, fue la que se vivió ayer por las calles del centro de la ciudad cuando niños, jóvenes, adultos mayores y padres con sus hijos, animaron el esperado evento deportivo que regaló alegría y un aplaudible ambiente familiar de principio a fin.

Si bien, un atropello menor a un participante, debido a la imprudencia de una conductora que no respetó el trazado del circuito para las competencias de 2,5 y 5k, amenazó con empañar la fiesta, los protagonistas se encargaron de vivirla con entuasiamo y mucha energía. “Es bueno que se hagan estas corridas con polvos de color, porque le dan su toque de alegría y entretención a la competencia”, recalcó Claudio Pérez, ganador general de la cita organizada por el IND.

“La familia completa puede hacer deporte en este tipo de ambiente donde la idea es trotar y pasarla bien más que competir”, alabó Cristina Cartes, mientras los participantes que traspasaban la meta, tal como en el inicio, eran empolvados con el polvo de color que le da sentido a este tipo de corridas. Muchas familias completas salieron a las calles para trotar y disfrutar del radiente sol que acompañó la prueba y de la música que fue el telón de fondo de colorida mañana.

Los integrantes del Club Tres Runners arrasaron en ambas categorías. Claudio Pérez lideró la general en los 5k, Hellen Rubio, obtuvo el primer lugar general damas en la distancia de 2,5 kilómetros, mientras que Moisés Espinoza lideró la serie varones en la misma distancia. Belén Valencia fue la mejor en damas 5 kilómetros.

“Orgullosos de ser Tres Runners y vamos por más”, sentenció Pérez, mientras la mayoría de los chillanejos participantes sólo festejaba haber traspasado la meta de la mano de un hijo, el papá o la polola, llenos de color y mirando a la encandilante Sabrina Sosa que se robó las miradas en la fiesta deportiva familiar que llenó de alegría las calles de Chillán.

Comentarios