Los énfasis y diferencias de los programas de Gob. en materia agrícola

Por: Roberto Fernández 11:00 AM 2017-11-26

Diferencias en materia de legislación sobre derechos de agua y normas laborales  asoman como las principales diferencias que se observan al comparar las propuestas en materia agrícola contenidas en los programas de Gobierno del senador Alejandro Guillier y del ex Presidente Sebastián Piñera, quienes compiten por la Presidencia de la República de cara a la segunda vuelta prevista para el 17 de diciembre próximo.

De esta forma, mientras el programa del candidato oficialista apunta a defender la criticada reforma al Código de Aguas, en el documento del aspirante opositor se recogen las aprensiones del mundo agrícola sobre este proyecto, destacando que se restablecerá “la certeza jurídica de la propiedad de los derechos de agua, de cualquier tipo, nuevos o antiguos”.

En materia de riego, sin embargo, hay coincidencias en cuanto a la necesidad de aumentar la inversión en la construcción de embalses, pero se observan algunos matices respecto de la Ley de Fomento al Riego, pues el programa de Guillier subraya la importancia de mejorar la equidad en la distribución de los subsidios, con énfasis en la agricultura familiar campesina.

En materia laboral se vuelven a observar diferencias, las que replican las posturas de los sectores que representan, pues mientras el programa de Piñera recoge los planteamientos de los gremios agrícolas, incluida la Asociación de Agricultores de Ñuble, en el sentido de “incorporar medidas al Estatuto del Trabajador Agrícola que mejoren las condiciones laborales y ajusten las necesidades de trabajo a cada rubro”, en el documento de Guillier se habla de la implementación del mencionado estatuto, cuyo proyecto de ley debiera enviar el actual Gobierno al Parlamento en los próximos meses, y que desde la perspectiva de los gremio no da respuesta a la realidad de las actividades agropecuarias.

En ese sentido, la propuesta de Guillier no hace mención a la adaptabilidad laboral, pero sí plantea como desafíos el fomento de la sindicalización y la creación de un sistema previsional especial para este sector.

Coincidencias

En cuanto a la agricultura familiar campesina, no se observan grandes diferencias entre ambos programas, donde abundan planteamientos generales que ya se han escuchado en campañas presidenciales anteriores, de hecho, ambos programas proponen potenciar el cooperativismo y avanzar en la regularización de los títulos de propiedad de la tierra y del agua, aunque solo Piñera plantea fortalecer el trabajo del Indap, mientras Guillier propone establecer un plan de estímulos para proyectos innovadores.

Transparencia de mercados

Uno de los temas más sensibles para el gremio agrícola de Ñuble es el de la transparencia en los mercados, donde es recurrente escuchar denuncias por distorsiones de precios en mercados como el trigo, el maíz, la leche y la carne.

En ese sentido, el programa del candidato oficialista plantea fortalecer el rol de Cotrisa, que ha sido una solicitud de larga data de los agricultores, así como también ampliar el espectro de acción de la normativa orientado a evitar las distorsiones provocadas por fallas en los mercados interno y externo.

El programa de Chile Vamos, en tanto, si bien no hace mención directa a Cotrisa, sí recoge dos demandas de los agricultores de Ñuble: perfeccionar la ley de Muestra y Contramuestras y mejorar los sistemas de información a los agricultores, y fortalecer el rol de la Fiscalía Nacional Económica en materia agrícola, así como la Comisión de Distorsiones, de forma de evitar la competencia desleal que provenga del exterior.

En comercio exterior, Guillier subraya la importancia de orientar más recursos a las Pymes, mientras que Piñera plantea mejoras institucionales en el SAG y en la Direcon, así como una ley de puertos que reconozca el carácter sensible de los envíos de alimentos.

Comentarios