Seis meses prorrogaron contrato de áreas verdes

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 09:10 AM 2017-11-23

La Municipalidad de Chillán confirmó ayer que extendió por un período de seis meses el contrato de concesión de las áreas verdes que mantiene con la empresa Núcleo Paisajismo.

La confirmación, que era previsible, se produjo oficialmente ayer durante la reunión de la Comisión Hacienda, que analiza el presupuesto de la ciudad para el año 2018.

Si bien era un hecho evidente que el municipio tenía que prorrogar el contrato luego de que declarara fallida la licitación anterior, lo que no se conocía era el plazo que se tomaría para preparar un nuevo concurso de antecedentes.

Y este, de seis meses, tiene otro efecto relevante, como es que la municipalidad podría en teoría disponer de recursos adicionales para el año venidero.

Esto se podría producir, pues según el plan original la municipalidad consideraba gastos  del orden de $110 millones mensuales para cubrir el nuevo contrato de mantención de áreas verdes de la ciudad. En la actualidad la corporación edilicia paga alrededor de $60 millones cada treinta días a Núcleo Paisajismo para alrededor de 385 mil metros cuadrados. Entre ambas cifras se produce una diferencia de unos $50 millones cada 30 días, que en seis meses representan $300 millones.

El nuevo contrato que el municipio pretende implementar permitiría incorporar nuevas áreas a parques y jardines concesionados hasta llegar a unos 550.000 metros cuadrados.

El presidente de la Comisión Hacienda, Patricio Huepe,  confirma que al no activarse la nueva concesión y extenderse el actual contrato la municipalidad podría ahorrarse  ese dinero.

Desde esta perspectiva, una de las corrientes internas apunta a que los recursos mencionados tienen que ser integrados a la glosa presupuestaria llamada saldo inicial de caja, que reúne todos los excedentes 2017.

Reciclaje
No obstante el concejal Camilo Benavente precisa que la mejor alternativa es ocupar los remanentes del contrato de áreas verdes que serán generados en los próximos seis meses en planes de reciclaje. 

Benavente plantea que la municipalidad tiene muchos desafíos pendientes en esta área, que es en la actualidad una necesidad de la comunidad local.

Agrega que “con una parte del total solamente, calculo que unos $150 millones, podemos multiplicar los puntos verdes en la ciudad para ponernos al nivel de grandes ciudades donde hay mayor conciencia ambiental”.

Recalca que el reciclaje debe considerar la reutilización de materiales y sobre todo sustraer de la basura el material orgánico para generar compost.

El factor “flores”
La primera licitación de las áreas verdes no resistió el peso financiero de todas las flores que la entidad edilicia había programado que fueran plantadas en todos los parques, jardines y prados de la  futura concesión.

Para el pasado contrato de mantención, y sobre todo la ampliación de superficie vegetal, el municipio chillanejo pensó en grande y estableció como una cláusula la adquisición de un millón de flores de diferente características en toda la urbe.

El requisito debería haber puesto a la ciudad al nivel de otras que mantienen una capa multicolor que las hace atractiva para la población local y para los turistas, pero se estima incluso desde dentro del municipio que era difícil que aquel requerimiento pudiera ser satisfecho.

Obviamente ese factor es uno de los tantos que se confabularon para que el proyecto fuera abortado y no hubiera suficientes empresas interesadas y que la única que se presentó lo hizo con un presupuesto muy elevado.

Otro de los elementos que afectaron el desarrollo de la licitación fue que en una etapa muy avanzada del proyecto y cuando estaba a punto de ser licitado el servicio, la entidad edilicia cambió las reglas del juego y bajó el monto global desde $180 millones mensuales a $110 millones.

Comentarios