Distrito 19: Equilibrio político tiende a equipararse

Por: Roberto Fernández Fotografía: Jaime Castro 09:05 AM 2017-11-19

Tradicionalmente Ñuble ha votado mayoritariamente por la centroizquierda, aunque con el desaparecido sistema binominal, ello se traducía en un diputado electo para cada uno de los dos mayores bloques políticos: la centroizquierda, representada hoy por la Nueva Mayoría y la DC; y la derecha, reunida en la coalición Chile Vamos.

No obstante lo anterior, el sistema también daba espacio al doblaje, que fue lo que permitió la llegada de Loreto Carvajal a la Cámara en las elecciones de 2013, “arrastrada” por Jorge Sabag en el distrito 42, que en estas elecciones se fusiona con el 41 para dar origen al nuevo distrito 19, que abarca las 21 comunas de Ñuble más Cabrero y Yumbel.

Con el doblaje en el 42 y el desafuero de Rosauro Martínez en el 41, la nueva región quedó representada por tres parlamentarios de la centroizquierda y la derecha se quedó sin diputados, lo que tampoco da cuenta del verdadero peso de las fuerzas políticas en la zona.

Si se miran las elecciones de diputados de 2013, se observa que en el actual distrito 19 la derecha alcanzó un 37,4% de los votos, mientras que la centroizquierda consiguió el 56,8%. Sin embargo, en la elección de concejales de octubre de 2016 la correlación se modificó, con un crecimiento de Chile Vamos, que logró un 43,6%, reduciendo notablemente la brecha con la Nueva Mayoría, que bajó a un 50,4%.

En opinión del analista Rodrigo Landa, quien asesora al candidato a diputado Gustavo Sanhueza (UDI), “en la actualidad prácticamente hay un desequilibrio a nivel parlamentario, donde la Nueva Mayoría tiene mayoría total. Con el nuevo sistema proporcional la distribución de votos debería generar un mayor equilibro en las fuerzas políticas, donde el resultado más probable es tres a dos para uno de los dos sectores tradicionales”.

Coincidió el senador Felipe Harboe (PPD), quien pronosticó que la centroizquierda (Nueva Mayoría más la DC) debiera lograr tres diputados y la derecha, dos.

Respecto de la correlación de fuerzas, sostuvo que es natural que la derecha logre, al menos, dos diputados, y recordó que en los comicios de 2013, en el 41 la derecha eligió a un diputado (Martínez) y en el 42 el binominal dejó afuera a Frank Sauerbaum (RN), “pese a que obtuvo varios miles de votos más que la diputada Carvajal (...) La derecha tiene un poder electoral que le permite, en este nuevo sistema que es mucho más equitativo, elegir a dos parlamentarios”.

Rol de los alcaldes
Consultado por la importancia del apoyo de los alcaldes a los candidatos de sus coaliciones, como una forma de traspasar su adhesión en sus respectivas comunas, Harboe manifestó que “es variable, lo digo por experiencia propia, cuando llegué había un solo alcalde en las 28 comunas donde me postulaba, y a mi compañero de lista le saqué 80 mil votos de diferencia, y al senador que me siguió le saqué 40 mil. Creo que es importante el candidato, el despliegue de campaña, pero hay influencia, por ejemplo, hay alcaldes que son bastante más activos, por ejemplo, el de San Nicolás, que abiertamente llamó a sus funcionarios a votar por Jorge Sabag, eso es abierto, directo, con toda la máquina; hay otros que se involucran menos personalmente, pero ponen a disposición de sus candidatos el aparataje municipal, lo que es más común y más condenable, porque son recursos de todos los chilenos; y hay otros alcaldes a los que nos les interesa traspasar mucho su votación, por el riesgo de que surja un liderazgo paralelo dentro de su partido”.

En tanto, Landa planteó que los alcaldes no lograrán traspasar su adhesión a nivel de diputados. “Se da un fenómeno difícil de comprender, especialmente en comunas pequeñas, donde derechamente hay apoyos cruzados, comportamientos ambiguos o apoyos a diversos candidatos. Hay casos como Cabrero, Ninhue, Pinto, San Ignacio y Yungay, entre otros, donde podemos observar algunas de las situaciones mencionadas. Evitar asumir costos políticos o simplemente una mayor afinidad con algunos candidatos, aunque representen a un sector político distinto, son comportamientos que he observado durante el proceso de campaña”.

Comentarios