Hospital: comienza diseño y parte tramitación ambiental

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 09:30 PM 2017-11-18

Este domingo, 19 de noviembre,  se cumple un nuevo hito en el desarrollo del nuevo hospital de Chillán y la Región de Ñuble, cuya ejecución fue entregada a la empresa Italiana INSO Chile, luego de concluyera satisfactoriamente la licitación del Servicio de Salud Ñuble.

El nuevo objetivo cumplido corresponde a la primera de las cinco fases en que fue dividido el diseño del hospital base regional, el que según el cronograma oficial debiera estar listo al cabo de un año de trabajo desde que fuera firmado el contrato entre Salud y la empresa italiana en septiembre pasado.

La construcción del nosocomio considera un plazo de casi cinco años, el primero de los cuales corresponde al desarrollo del diseño definitivo que tendrá el enorme edificio de 128 mil metros cuadrados, los que triplican la superficie del actual Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán, y considera recursos estatales por un monto de 182 mil millones de pesos.

El plan de diseño, en tanto, fue dividido en las etapas de Entrega de antecedentes;  Anteproyecto;  Diseño general; Diseño de detalles y la Entrega final según antecedentes emanados desde SSÑuble.

Justamente este domingo, informó Jannet Viveros, directora (s) del Servicio de Salud, se cumplen los 45 días de la primera subetapa de la fase de diseño del Nuevo Hospital de Alta Complejidad para Ñuble. 

Viveros planteó que “estamos muy satisfechos con el desarrollo de esta etapa, se ha avanzado de acuerdo a lo programado. En estos primeros 45 días la empresa se abocó fundamentalmente a analizar y validar la información necesaria para el diseño y construcción. Junto con el análisis de antecedentes se han reunido periódicamente con el equipo a cargo en nuestro servicio, revisando el programa médico arquitectónico y otros aspectos de carácter normativo para tener un panorama completo e integrado de este megaproyecto”. 

Agregó que el procedimiento de revisión de cada una de las etapas considera un procedimiento estándar de revisión y subsanación de observaciones antes de pasar a la siguiente.

“Una vez que recibamos el primer informe, lo evaluaremos y si corresponde la empresa debe subsanar nuestras observaciones  y una vez que esté todo conforme visamos esta primera subetapa, esperamos dentro de un máximo de 25 días, para luego iniciar la revisión del anteproyecto, fase en la que se pueden proponer mejoras o alternativas de solución para resolver de la mejor manera el nuevo edificio y su funcionalidad pensando en los usuarios y el personal que allí trabajará”, destacó Jannet Viveros.

En la etapa de diseño, según consideran las bases de licitación, participan 25 profesionales de INSO, uno por cada una de las disciplina del proyecto.  Además de estos profesionales, operará una estructura de soporte y coordinación general liderada por profesionales de INSO.

Tramitación ambiental
El proyecto de hospital  considera diversos carriles de ejecución. Uno de ellos corresponde al Estudio de Impacto Ambiental (EIA), el que ya ingresó al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA). 

La duración de este proceso de evaluación ante el SEA no interfiere con el diseño ni la construcción del hospital, informó el SSÑ. 

El proyecto contempla la construcción de más de 100 mil metros cuadrados en los que se dispondrá de 530 camas y un centro de salud ambulatoria con 100 box de atención.

La obra permitirá aumentar el número de camas de mayor complejidad, respondiendo así al actual perfil de los problemas de salud. Esto significa pasar de 33 camas críticas, disponibles actualmente en el hospital Herminda Martín, a 76 en las áreas de adulto, infantil y neonatal.

Comentarios