“Las hijas del trigo” rescata tradición colchandera

Por: Carolina Fuentealba Fotografía: R.A. 09:10 PM 2017-11-18

El conocimiento contenido en las mujeres campesinas del Valle del Itata para el trabajo de la paja de trigo, es el registro que el documental, “Las Hijas del Trigo” busca conservar gracias a la iniciativa del proyecto FIA “Tejidos de paja de trigo”, que cerrará con el lanzamiento de esta obra audiovisual documental.

Documental al rescate
Rafael Albarrán, realizador documentalista de esta obra, afirma que “este documental es al rescate, porque hay un conocimiento en estas mujeres que se puede perder, había que captar y documentar este proceso porque qué pasa si estas mujeres fallecen”, cuestiona.

Para el documentalista, a través del registro del quehacer de las colchanderas, se refleja lo interiorizado que el trigo se encuentra en nuestra identidad. “El trigo fue algo que Chile exportó durante 300 años, lo tenemos tan adentro que no lo notamos, el trigo es una de las cosas más cultivadas en el país”, afirma.

“Yo me iba sorprendiendo y viendo como con el trigo hacían estas trenzas, que se llaman cuelchas, y de verdad para mi es maravilloso”, revela.

Albarrán describe que “el proyecto responde a la iniciativa de Paola Silva, ella me contacta y me dice, oye está este tema, quieres trabajar, y ahí me involucro”, detalla.

“Uno se enamora de las señoras, la señora Laura, ella decía que ella iba caminando y colchando, otra que va a hablar con la vecina y cuelcha, ella contaba que obliga que su hijo le plante trigo para paja, porque es distinto de los trigos de ahora, es una variedad diferente, antigua”, resume.

Rafael agrega que “también este es un homenaje a la mujer chilena campesina, aparte de hacer esto, ellas hacen todos sus quehaceres, educan, a veces trabajan y están hasta medianoche viendo tele y haciendo cuelchas, entonces son unos pequeños héroes culturales”, enfatiza el realizador para quien las artesanas, “deberían tener un reconocimiento, debería ser mucho más potente el reconocimiento porque no reciben una remuneración justa porque son desconocidas”, argumenta, y agrega que “entonces espero yo que con este documental primero quede un registro, un testimonio de lo que son, de lo que hay y que se les reconozca un poco”.

Comentarios