Se querellan contra reos que agredieron a dos gendarmes

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 09:50 PM 2017-11-17

Un video de cerca de tres minutos es el que a partir de este jueves está en manos de la Fiscalía Local de Chillán, en el que se muestra a dos internos de la población penal de la cárcel local, agrediendo con golpes de palo, pies y puño, a un suboficial y a un cabo de Gendarmería.

Las agresiones sufridas por  el suboficial mayor, Luis Barrios Cabrera, y el cabo 1º César Caro Pavez, obligaron su traslado al hospital local y motivaron la presentación de una querella en contra de ambos internos, por parte del director de Gendarmería Bío Bío, coronel Cristian Alvear Gutierrez, trámite realizado en la Corte de Apelaciones de Chillán, en la mañana de este jueves.

Alvear recalcó que los funcionarios involucrados cumplieron todos los protocolos establecidos al momento de la agresión, señalando que existen factores externos que alteran a los reos provocando situaciones como la ocurrida hace unos días.

“Hay variables imponderables que no se pueden manejar, como por ejemplo el  hecho lamentable que tiene que ver con el lanzamiento de drogas desde el exterior al interior, que altera la conducta de ellos y eso puede generar este tipo de situaciones”, destacó el director.

Respecto a este constante fenómeno de lanzar objetos desde la calle, Alvear hizo hincapié en la importancia de contar con una nueva cárcel en la región.

“La infraestructura es un déficit importante que puede ayudar mucho, como puede generar problemas. En esta nueva región es prioridad la construcción de una nueva cárcel que establezca un estándar en materia de infraestructura y que permita una adecuada segmentación, no solo por tipo de calidad penal en que estén condenados, sino que también por nivel de contagio criminógeno y segmentar a la población penal para poder tener una mejor condición de la privación de la libertad”.

Jóvenes versus mayores
El trámite en que los internos realizan solicitudes y peticiones por escrito a Gendarmería es común y constante al interior de la cárcel.

Es el procedimiento en que los reos piden que se les permita a sus familias enviarles vestimentas, equipos electrónicas, o solicitar visitas conyugales.

Y éste era el contexto en que sorpresivamente y sin mediar provocación un interno se abalanza sobre el suboficial Barrios y comienza a golpearlo con un palo en el cuello, cabeza y costillas.

Se trata de un condenado por robo quien es gemelo de otro interno que el mes pasado también trató de agredir a Barrios, por lo que en castigo y por razones de seguridad, se le trasladó a Concepción.

Con la ayuda del cabo Caro estaban por reducir al agresor, cuando interviene en su defensa su padre, también preso por robo, y siguen agrediendo a los funcionarios.

El suboficial Christian Montecinos, presidente de la Asociación de Funcionarios Penitenciarios, dijo que “acá hay un problema que puede llegar a ser gravísimo. Los códigos caneros no son todos malos y se han ido perdiendo, todo por culpa de las drogas, ya que los más jóvenes se tornan agresivos hasta en estas situaciones de calma. Mientras que los mayores quieren hacer conducta para obtener beneficios, entonces estamos viendo que se está dividiendo la población penal entre adictos jóvenes y los que son mayores, y eso puede terminar en situaciones de permanente agresividad”.

Comentarios