Insisten que Colliguay no es zona adecuada para la cárcel

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 07:40 PM 2017-11-15

El plan local es utilizar el espacio de la actual cárcel para habilitar el futuro centro cívico de la capital de la Región de Ñuble.

En 2011 se rehabilitó el actual penal luego de sufrir daños con el terremoto del 27F

Los vecinos de Colliguay, en el poniente de la comuna de Chillán a un costado de la Autopista del Itata,  reactivaron su total rechazo a la idea de que se construya una cárcel regional en su sector y cuestionaron que el tema se esté discutiendo cuando todo hacía indicar que la zona no es la más apropiada para un edificio de esa envergadura.

Teresa Gazmuri, presidenta del comité “No a la cárcel al poniente de Chillán”, afirmó que ya hace siete años el Gobierno se pronunció de manera negativa ante esta posibilidad, por lo que a su parecer la discusión actual es infructuosa.

“En relación al eventual traslado de la cárcel de Chillán a la localidad de Colliguay, comunico a usted que, de acuerdo a lo informado por el Ministerio de Justicia, el terreno de Colliguay fue descartado porque no reunía las condiciones adecuadas”, indica la misiva con fecha del 16 de septiembre del 2010, que envió el Ministerio de Obras Públicas (MOP) a la representante vecinal.

“No sé por qué razón se está planteando la posibilidad si ya se dijo que no. Las condiciones no han cambiado desde la última vez que se evaluó técnicamente e incluso han empeorado, porque tenemos más población que antes y necesitamos el agua que la cárcel ocuparía de las napas subterráneas si se construye”, recalcó.

La dirigente precisó que el temor que invade a los vecinos no es la infraestructura misma y a los eventuales fugas del penal, sino que a la población flotante que podría llegar a visitar a los casi 2.000 reos que albergarían las instalaciones de reclusión, que casi duplican en número a la cantidad de habitantes de la zona rural chillaneja.

“El temor es por los familiares que llegarían, ya que es posible que hasta se queden a vivir por el sector(...), por ejemplo en Colina llegaron a hacer población ahí mismo y nosotros no queremos eso”, añadió.

Impacto
El presidente de la Asociación de Desarrollo Rural de Chillán, Pedro Rubio, recordó que desde hace años las autoridades locales vienen planteando generar el desarrollo agrícola y turístico de todo el sector rural poniente de la comuna, por lo que advirtió que anunciar la opción de construir la infraestructura sepultaría la idea.

“Nosotros manifestamos nuestro total rechazo a la posibilidad de que se instale, ya que impactaría a localidades como El Huape, Caserío de Linares, Colliguay, Huechupín, Santa Cruz de Cuca, Quinchamalí y Confluencia, que es un sector donde se ha proyectado crear en el futuro un polo de desarrollo que involucre a toda la zona”, sentenció.

El dirigente afirmó que la población rural que vive en el lado poniente de Chillán alcanza aproximadamente las 1.500 y aseguró que todos tienen la convicción de que se debe proteger el ambiente actual en que se desenvuelven las comunidades, sin tener un penal en sus inmediaciones.

Pedro Rubio admitió que si bien es necesaria la nueva infraestructura para la capital de la Región de Ñuble, reiteró que de mantenerse la alternativa de instalarla en Colliguay se verán obligados a tomar medidas de presión.

“El lugar no cumple las características técnicas ni territoriales, eso está claro. Lo fundamental de esto es escuchar la voz del pueblo; la autoridad no puede hacer oídos sordos a quienes son los reales afectados que tienen una sola opinión al respecto. De tener indicios de que el proyecto sigue pensándose en Colliguay, tenemos planeado con los vecinos ir incluso a la lucha extrema porque nadie acepta esta propuesta”, finalizó.

Opción
A fines de octubre pasado se supo que el dueño de un predio en la localidad de Colliguay, ubicado a escasos metros de la Autopista del Itata y a cuatro kilómetros de Quinchamalí, mantenía una oferta de venta de su propiedad desde hace 10 años; de hecho, el terreno fue considerado como una opción cuando el 2007 se evaluaba la nueva penitenciaría.

Mientras que el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, apuesta por un análisis técnico serio de todos los terrenos posibles, concejales como Jorge Vaccaro  añaden que es factible una socialización del tema.

Comentarios