Día del Prematuro: representan el 7 por ciento de los nacimientos

Por: Ladiscusion.cl Fotografía: Víctor Orellana 2017-11-15

El 17 de noviembre se celebra el Día Mundial del Prematuro como una forma de visibilizar una problemática de nivel mundial. La Organización Mundial de la Salud, OMS, estableció este día en 2012 presentando por primera vez cifras de nacimientos prematuros por países. Se estima que cada año nacen de forma prematura 15 millones de recién nacidos en el mundo de los cuales 1,1 millones fallecen. 

En nuestro país representan el 7% del total de los nacimientos; un 1% son prematuros extremos -pesan menos de 1.500 g- de los cuales un 75% logra sobrevivir y más de un tercio lo hace con alguna secuela.

“Desgraciadamente los prematuros extremos tienen un alto impacto en la mortalidad
neonatal e infantil y más de un tercio de los que sobreviven al alta hospitalaria lo hacen con complicaciones severas, muchas de ellas crónicas”, señala el Dr. José Luis Tapia, neonatólogo, Director de la Corporación del Prematuro y fundador de la Red Neocosur. 

Por ejemplo, cerca de un 20% presenta problemas respiratorios crónicos y alrededor de un 7% de los sobrevivientes es dado de alta con necesidad de oxígeno domiciliario. Alrededor de un tercio presenta secuelas neurológicas crónicas, producto del daño cerebral, que se manifiestan como problemas motores, de lenguaje, cognitivos, conductuales o de aprendizaje. 

Se estima que la prematuridad  y el bajo peso representan la causa más frecuente –entre un 40 y 50%- de parálisis cerebral de origen perinatal. La llamada Retinopatía del Prematuro está entre las 2 primeras causas de ceguera en la actualidad.

“Es de vital importancia atenuar o reducir estas secuelas crónicas. La evolución y resultados de los niños prematuros dependen en gran medida de la experticia y conocimientos de los profesionales que los atienden y cuidan. Estos niños debiesen nacer en centros especializados ya que la atención en los primeros minutos y horas de vida pueden hacer la diferencia”, señala. 

La experiencia por la que atraviesan las guaguas prematuras y sus familias suele ser invisible para el resto de la sociedad. “La estadía en una UCI neonatal es un proceso largo, difícil y con muchos altos y bajos. El apoyo médico y sicológico para sus papás es muy importante ya que la condición de una madre puede afectar a su hijo. Por ejemplo, una madre estresada genera menos leche materna la que ayuda a prevenir varias complicaciones potencialmente graves en los prematuros más pequeños”, agrega. 

Sobre abordajes y técnicas de tratamiento, afirma que “se han descrito diversas prácticas con el potencial de disminuir secuelas crónicas en el prematuro, como el empleo de corticoide antenatal; prevenir infecciones en la madre, aportar leche materna y en general el buen cuidado y control prenatal. La intervención de los padres y la estimulación temprana son en la actualidad prácticas que muestran beneficios en el seguimiento de este grupo de niños”.

Frente a este panorama, los grandes desafíos para el futuro son disminuir las secuelas, así como la incidencia de la prematurez, “lo cual parece muy difícil ya que la proyección actual es que se incremente en los próximos años”, comenta. 

“Trabaja colaborativamente con hospitales, clínicas y  otros países es de suma importancia para cumplir los desafíos. En Sudamérica hemos creado la Red Neonatal Neocosur, en la cual colaboran 30 centros de Sudamérica y que mantiene una monitorización de los principales resultados de los recién nacidos de bajo peso en la región”, finaliza. 

Comentarios