Series sub 15 y 16 de Ñublense quedaron sin técnico hasta 2018

Por: Camilo Díaz Fotografía: Facebook 2017-11-14

El criterio economicista una vez más impera en la dirigencia de Ñublense. 

Y es que de los tres entrenadores que están a cargo del fútbol joven “diablo”, Juan Francisco Viveros y Ari Reyes, formadores en la sub 15 y sub 16, fueron desvinculados del equipo ñublensino, amparados por el contrato a honorarios que tenían con la administración, a diferencia de sus otros pares, Vicente Núñez (sub 17 y sub 19) y Manuel Lara (sub 13 y sub 14), quienes tienen contrato indefinido.

El rendimiento deportivo no sería sustento, dado que el fútbol joven “diablo” en general remató tercero en la zona sur, a muy pocos puntos (ocho) de subir a primera división de la categoría. En el caso particular de la sub 15, esta quedó segunda con 24 puntos, a uno del puntero, Deportes Puerto Montt, que sumó 25 tantos. De paso, fue el segundo equipo más goleador -de siete- con 33 goles en 12 partidos. Por otro lado la sub 16 fue quinta con 12 unidades.

El problema no solo radica en que se prescinde de dos formadores profesionales e identificados con el equipo, precisamente por su pasado como jugadores del mismo, sino que además se afecta el trabajo de los juveniles de sus series, dado que se les dijo que no entrenarán más hasta enero del próximo año, quedando prácticamente dos meses fuera de todo trabajo formativo.

Quien antecede a las ahora ex series de Viveros, el experimentado Manuel “Pepe” Lara, lamenta el escenario, argumentando el buen aporte que se veía en el trabajo de ambos profesionales, así como también lamentando el paréntesis formativo para los jugadores, muchos de los cuales él mismo fichó para los cadetes “diablitos”.

“Son cabros que han aportado y han hecho una muy buena campaña con los cadetes del equipo, ojalá hubieran quedado, es lamentable. Se pudieron haber armado partidos con equipos de municipalidades de ciudades de Ñuble, mantenerlos activos y no perder los trabajos que se han hecho durante el año”, precisó el Lara, quien está a dos fechas de concluir la competencia con sus series menores, donde con la sub 14 está con grandes opciones de campeonar.

“Nosotros estamos esperando una respuesta para ver cuándo regresaríamos a entrenar con los chicos”, precisó Ari Reyes, agregando que están al tanto que la prioridad a nivel dirigencial ahora son los temas alusivos al primer equipo. Resuelto ello se estudiaría el futuro del fútbol joven, “y evaluar el desarrollo del año para definir el retorno a los entrenamientos. Esto se nos informó en la semana, así que estamos a la espera de lo que suceda”.

A nivel interno hay quienes proponen también la idea de que Luis Flores Abarca asuma algunas series menores en el club, con un proyecto de escuelas de fútbol.

Al cierre de la presente edición la dirigencia no tuvo pronunciamiento tras haber sido consultados respecto al tema y el futuro de las series sub 15 y 16 de Ñublense.

Comentarios