Chillaneja destapó denuncias contra exembajador Hales

Por: Felipe Ahumada 2017-11-13

En su casa, ubicada en un entorno campestre del sector oriente de Chillán, vive María Eugenia Soto, quien por varios años fuera asesora del hogar  del exembajador y exdiputado PPD, Patricio Hales, a quien junto a otras cuatro mujeres, entre ellas una hijastra del exparlamentario, lo acusaron públicamente de acosos sexuales reiterados.

La mujer, pese a ser contactada por LA DISCUSIÓN, se excusó de hablar argumentando que sus abogados se lo prohibían, y solo dijo estar tranquila.

María Eugenia en 2006 trabajando en Santiago se enteró que su madre había sido asesinada por su pareja y que este luego se suicidó, en un crimen que conmocionó a San Ignacio y que además la obligaba volver a Ñuble para cuidar a su hijo quien vivía con los abuelos.

Pese a esto, la esposa del entonces embajador de Francia le rogó que volviera a Santiago y que el niño podía quedarse a vivir allá.

Fue en ese retorno cuando, según lo que declaró a El Mercurio, el embajador cometió presuntos actos de ultrajes al pudor y acoso sexual. Tras años de silencio y ya afincada en Chillán, se juntó con otras cuatro víctimas y lo denunciaron. 

El exembajador, a través de sus abogados, lo ha negado todo.

Comentarios