La peor forma de cerrar una campaña para el olvido

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Jaime Gómez 2017-11-13

Ñublense cerró de la peor forma su paupérrima campaña 2107 que casi le costó el descenso a la Segunda División Profesional.

Ayer los diablos rojos, en un deslucido encuentro, cayeron por 1-0 como forasteros ante San Felipe en la 15ª y última jornada del Torneo de Transición de la Primera B, pero igualmente mantuvieron la categoría, ya que fue Iberia el que ardió en el infierno al solo empatar con Arica 1-1, mientras Valdivia zafó luego de vencer de visita por 2-1 a La Serena.

El conjunto de Emiliano Astorga no pudo despedirse con un resultado positivo y remató en el 12º lugar con 18 puntos, solo dos más, de los que sumó Pablo Abraham en su primer semestre al mando de un “joven” plantel del Rojo el 2016.

Sin embargo, en la tabla del coeficiente de rendimiento, Ñublense remató en el 14º puesto con 47 unidades y un coeficiente de rendimiento del 1,09. 

El descendido Iberia culminó su nefasta campaña con 46 puntos y un coeficiente del 1,06.

Magra despedida
El triunfo la semana pasada ante Puerto Montt por 2-0, que permitió que el Rojo virtualmente asegurara su permanencia, auguraba una buena faena en el Valle del Aconcagua.

Pero Ñublense, sintió la alta temperatura en la cancha sanfelipeña, sufrió para tener el balón y apostó al libreto conocido y criticado de visita: El contraataque.
Sin embargo, Varas amenazó con dos disparos que casi sorprenden a Boris Pérez y Bugueño metió un desborde que casi termina en gol de Ibañez. Incluso a

Varas se le anuló un gol por posición de adelanto. Pero ya en el complemento, San Felipe golpeó con un cabezazo de Héctor Vega, ante la pasividad de la zaga chillaneja, y puso el 1-0 con el que se cerró el partido. 

En un partido, que casi siempre fue trabado o parejo, solo con destellos de dominio local, Ñublense intentó una reacción, pero San Felipe, clausuró todos los caminos para sellar un triunfo que confirmó el pésimo rendimiento de Ñublense en un torneo en el que solo en la recta final, zafó del descenso.

La autocrítica de los diablos rojos

Los jugadores de Ñublense lamentaron el cierre de torneo y reconocieron que la campaña fue decepcionante.

“Queríamos terminar con un triunfo el torneo, para la gente que nos acompañó, pero no pudimos, pero ya está, hay que hacer borrón y cuenta nueva. Ahora hay que trabajar para ascender que es lo principal en el próximo torneo. Mi idea es seguir acá, tengo contrato vigente, y me enamoré de la ciudad y su gente.

A veces hice partidos buenos y otros no tanto”, comentó el zaguero Hugo Bascuñán.

“No hicimos un buen partido, nos costó agarrar el balón y Vega nos marcó de cabeza. Yo termino contrato, pero me quiero quedar, ojalá con un plantel para pelear el torneo. Fui el más regular del campeonato porque fui el único que jugó todos los partidos del torneo”, sentenció el portero Sebastián Contreras.

El volante de corte, Luciano Gaete, también lamentó la derrota en la última fecha.

“Perdimos por un puro gol, pero zafamos del descenso. A veces no se dan las campañas que uno desea, ahora queremos pelear el ascenso. Yo tengo contrato, pero nos tenemos que sentar a conversar unos detalles con los dirigentes”.

“No fue un buen torneo para mí y para el equipo. En lo personal quiero quedarme y demostrar lo que soy”, sentenció Matías Arrúa.

Comentarios