Delegada admite que será difícil ejecutar presupuesto de la región

Por: La Discusión Fotografía: UBB 2017-11-11

Lorena Vera reconoció que existe una deuda en los municipios a la hora de generar proyectos elegibles en el CORE.

Una cartera de proyectos deficientes atentará contra la ejecución de los fondos FNDR.

La delegada presidencial para la instalación de la Región de Ñuble, Lorena Vera,  admitió en una reunión sostenida con autoridades de la Universidad del Bío-Bío, que no será fácil lograr ejecutar el primer presupuesto del Gobierno Regional en Ñuble el año 2019, el primero que deberá gestionar la nueva región en forma independiente.

Explicó que gran parte de la inversión pública no sectorial, es decir los recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) que deciden los consejeros regionales y el intendente, se encuentra en manos de los municipios, y no todos cuentan con la capacidad instalada para la generación de proyectos y superar el cedazo del Ministerio de Desarrollo Social que mide su rentabilidad social,  para que logren la adjudicación de esos recursos.

“Hay que trabajar fuertemente en capacitación a los municipios y esa es una línea que también vamos a abordar. Estamos trabajando con el Gobierno Regional, con el Ministerio de Desarrollo Social y con la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), de tal manera que tengamos la posibilidad que el FNDR de 2019 -que será de Ñuble- pueda ser ejecutado y permita crecer en el futuro. Si la ejecución presupuestaria no es buena, el presupuesto anual del año siguiente (2020) será castigado y podemos perder recursos importantes. Ahí es fundamental la capacitación, pero también la mirada estratégica de territorio y eso también lo hemos hablado con los alcaldes”, describió la delegada. 

Contribuir en todo lo necesario para asegurar una instalación y puesta en marcha exitosa de la nueva región, fue el compromiso expresado a su vez por el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete Feres, a la delegada presidencial, en el marco de la reunión en la que también participaron la prorrectora Gloria Gómez Vera, el vicerrector académico Aldo Ballerini Arroyo y el vicerrector de Asuntos Económicos Francisco Gatica Neira, junto a integrantes del equipo directivo universitario y de la propia delegación.

Estrategia regional
La delegada Lorena Vera también se refirió a la licitación de los lineamientos estratégicos que servirán de base para la Estrategia de Desarrollo Regional de Ñuble. Comentó que con el propósito de agilizar los procesos, solicitó que el control fuera traspasado desde el Gobierno Regional a la Subdere, lo que permitiría a la delegación mayor injerencia en el trabajo. 

También explicó el porqué de optar por un organismo internacional para el desarrollo de los lineamientos estratégicos. 

“Licitar cada uno de estos temas implicaba un nuevo proceso de generación de bases, realizar la licitación y generar el producto. Nosotros habíamos decidido cuatro áreas relevantes: identidad, lineamientos estratégicos, desarrollo rural y participación ciudadana. Si lo hacíamos en forma separada nos tomaría con seguridad más de los 12 meses en que debemos instalar la región, por todo el tiempo que implican los procesos administrativos y la realización de los estudios”, detalló.

Lorena Vera agregó que por ello se exploraron opciones de organismos internacionales con asiento en Chile, y que además tuvieran convenio con la Subdere, lo que ahorraría los tiempos y procesos de licitación. 

“Sin embargo, me interesa hacer la invitación particularmente a las dos casas de estudios que han estado participando desde hace varios años en el proceso de la construcción del territorio de la región y que son la Universidad del Bío-Bío y la Universidad de Concepción”, manifestó la delegada presidencial. 

Aterrizar las expectativas
Otro tema que tocó la delegada apuntó a la necesidad de aterrizar las expectativas sobre la naciente región, y para ello, comentó, es fundamental promover el diálogo entre los distintos actores del mundo público y privado, con el afán de generar un proyecto de región que sea factible de ejecutar, de manera que lo visualizado permita mejorar la calidad de vida de los habitantes. 

“Debemos recoger desde los distintos actores lo que queremos como región, lo que podemos proyectar, cuáles son los lineamientos estratégicos que debiéramos tener y construir. La idea es generar espacios y lineamientos que apoyen o sirvan para la elaboración de la Estrategia Regional de Desarrollo que va a construir el Gobierno Regional cuando asuma el 6 de septiembre de 2018”, detalló.

Comentarios