Informe de la UBB advierte bajo cumplimiento de actual Pladeco

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 07:35 PM 2017-11-10

La modernización del centro cívico y Avenida Libertad son tareas clave que incluirá el nuevo documento.

Construir un gran aeropuerto para la ciudad, repetir en todas las grandes avenidas la arboleda de O’Higgins, peatonalizar las calles, limpiar el espacio público, reubicar el transporte, crear una red de parques urbanos,  entre otros temas, son algunos de los proyectos que serán incluidos en el nuevo Pladeco 2018-2023.

El municipio chillanejo recibió de parte de la Universidad del Bío-Bío Campus Chillán, el Primer Informe de Avance de la carta de navegación comunal para el nuevo período, el que está en proceso de revisión por parte de ambos organismos.

El documento contiene un total de 330 páginas y presenta un completo diagnóstico comunal, propio en este tipo de textos, además de un análisis al cumplimiento efectivo del Pladeco anterior 2011-2015 (extendido al 2016), un análisis del organismo edilicio, sus ventajas, debilidades, potencialidades y una matriz de proyectos que parece ser tentativa y sujeta a revisión.

El informe fue desarrollado a partir de una serie de reuniones efectuadas entre el equipo consultor con profesionales municipales, el alcalde, concejales y de la revisión de bibliografía que permitió caracterizar a la ciudad.

En el caso del alcalde Sergio Zarzar, la UBB le entregó un cuestionario que buscaba conocer la visión de ciudad que tiene la autoridad local y que a juzgar por sus respuestas parece ser la base de las políticas, ideas y proyectos que serían ejecutados en los próximos seis años en la capital regional.

La formulación del Pladeco, en todo caso, debe pasar por otras etapas, pues resta aún que la UBB se relacione con personalidades relevantes de la ciudad y materialice jornadas masivas de participación ciudadana, donde emergerán otras propuestas y serían confirmadas la que están expuestas en estos momentos.

Una de las cosas que llaman la atención respecto del informe presentado por la UBB es el bajo porcentaje de cumplimiento que asigna al Pladeco anterior, que contrasta con las cifras que había entregado el municipio.

En el documento se afirma que “las áreas que más iniciativas finalizadas tienen son el área de Desarrollo social, Salud y Educación, por sobre el 70% de su total, mientras que las áreas de Desarrollo Urbano Rural, Turismo, Medio Ambiente y Sustentabilidad están por sobre del 50% de iniciativas finalizadas de su total. Por otro lado, las áreas que más iniciativas no ejecutadas tienen son Cultura y Patrimonio y Deporte (sobre el 60% de sus iniciativas). Por último, el área de transporte es la que más iniciativas en ejecución tiene (sobre el 60% de sus iniciativas)”.

Planes futuros

En el Pladeco en ejecución se muestran los proyectos y programas que son prioridades para el alcalde para el próximo sexenio, donde figuran el desarrollo de estacionamientos subterráneos en la Plaza Sargento Aldea, la Plaza de Armas, ejecutar el Plan Maestro de Transportes, planificar un Plan de Ciclorutas, diseñar el baipás oriente, actualizar instrumentos de planificación y consolidar un área metropolitana con San Carlos y Chillán Viejo.

En total, el jefe comunal  formula alrededor de 100 iniciativas desglosadas en 10 áreas de interés o lineamientos estratégicos para el desarrollo global de la ciudad.

El documento recoge además proyectos rezagados y otros que surgieron en las reuniones previas de análisis de este nuevo Pladeco. El concejal Camilo Benavente plantea que el texto, que debe ser afinado, “es un buen punto de partida para la nueva región”.

El concejal Patricio Huepe, en tanto, plantea que en las próximos días planificarán una o varias sesiones de análisis con el fin de abordar el documento presentado por la UBB.

En el plano de las propuestas, surge la necesidad de avanzar en una planificación urbana que considerando la futura Región de Ñuble, proponga la elaboración de planes maestros para las diferentes áreas de trabajo, como Espacio público y áreas verdes, Infraestructura, Social, Cultural y otras.

En el caso del Patrimonio urbano, se busca  ordenar las playas de estacionamientos, regular los estacionamientos en superficie, el comercio ambulante y soterrar el tendido eléctrico.

Se persigue, además, crear un circuito entre parques y áreas verdes relevantes, el cual posea calidad de espacio público, priorizando las arboledas, áreas de descanso, ciclovías y al peatón. Surge la iniciativa de “extender y repetir la gran arboleda de la Avenida O’Higgins, en todas las grandes avenidas de la ciudad”. En este caso se pretende incluirla como exigencia en todos los proyectos de mejoramiento de vías de gran envergadura como Alonso de Ercilla, Los Puelches, Diagonal Las Termas, Camino San Bernardo, parque Lantaño, entre otras que están en desarrollo.

Además se confirma el interés por ejecutar el mejoramiento del centro cívico Plaza de Armas, modernizar la Avenida Libertad, generar el Parque Sarita Gajardo, entre otras propuestas rezagadas.

Comentarios