Iniciarán investigación por presunta red de tráfico de marihuana

Por: F.Ahumada/W. Ponce 10:10 PM 2016-04-15

El clima, la calidad de la tierra y las condiciones hidrográficas de la zona costera de Ñuble siempre han sido destacadas como un sector que ofrece inmejorables condiciones para el cultivo y cosecha de la, aún perseguida penalmente, marihuana.


“Nosotros estamos conscientes de este fenómeno y por esa razón se están haciendo constante fiscalizaciones y patrullajes en la zona por parte de Carabineros y la PDI”, explicó el fiscal de Quirihue, Rodrigo Villarroel, para dar contexto a la captura de dos personas, cuyas identidades se mantuvieron en reserva, el pasado jueves en el sector de Trehuaco.


Extraoficialmente se trataría de un chef y de un estudiante de Ingeniería, quienes si bien pertenecen a conocidas familias de Quirihue, ambos viven en la ciudad de Concepción.


“Esto comenzó con un patrullaje de rutina realizado por carabineros, quienes hicieron parar un vehículo que se dirigía a Concepción”, detalló Villarroel.


El trámite, realizado cerca de las 23.30 horas de esa noche, obligó al conductor del vehículo a abrir la ventana de su puerta, lo que permitió a los funcionarios percibir un fuerte olor a marihuana.


“En efecto, ellos venían consumiendo, lo que ya es una infracción a la Ley de Tránsito, por lo que se procedió a revisar el vehículo y fue así que se encontró al interior un paquete con cerca de 240 gramos de cogollo, es decir marihuana con semillas y sin procesar, por lo que aún no podemos determinar el peso exacto de la parte que finalmente se consumiría”, añadió el representante del Ministerio Público.


Cautelares menores
Ambos ocupantes fueron detenidos y formalizados ayer jueves en el Juzgado de Garantía de Quirihue por el delito de microtráfico, porte y consumo en la vía pública.


Pese a que el asistente fiscal, Osvaldo Figueroa, solicitó al tribunal la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno, considerando que además se les incautó una pesa digital como evidencia de la existencia de la actividad de tráfico, el juez Fernando Tárbes se inclinó por la tesis de la Defensoría Penal Pública, que postuló que ambos imputados habían adquirido la cannabis para consumo personal sin la intención de distribuirla ni comercializarla, por lo que el magistrado decidió dejarlos solo con las medidas cautelares de firma mensual en Carabineros y arraigo nacional, acogiendo además el argumento de que ninguno de los dos tenía ningún tipo de anotaciones penales pretéritas.


“Esa es una decisión exclusiva del tribunal, sin perjuicio de eso, se estableció un plazo de tres meses para la investigación judicial en la que esperamos conocer todas las aristas de este hecho y determinar si en efecto era solo para consumo, o bien había intenciones de tráfico y venta”, observó el fiscal.


Finalmente Villarroel,  quien certificó que si bien este año no se han hecho incautaciones de gran magnitud, a diferencia de años anteriores en los que se han descubierto grandes plantaciones en sectores forestales, “lo que más necesitamos es que las personas nos ayuden denunciando, ya que se trata de sectores muy extensos, por lo tanto difíciles de fiscalizar”.

Comentarios