Piden salvaguardias para leche importada

Por: Roberto Fernández 2017-11-10

Nueva Zelanda, EE.UU., Argentina y Países Bajos concentran el 70% de las importaciones lácteas de Chile.

La Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche) con el apoyo de las asociaciones regionales, entre ellas, Aproleche Ñuble y Aproleche Bío Bío, presentó una solicitud de aplicación de salvaguardias para las importaciones de Leche en Polvo Entera (LPE),  Leche en Polvo Descremada (LPD) y queso gouda ante la Comisión Nacional Encargada de Investigar la Existencia de Distorsiones en el Precio de las Mercaderías Importadas (CNDP), también conocida como Comisión Antidistorsiones.

De acuerdo a los datos presentados por Fedeleche, existe un aumento significativo en las importaciones de LPE con un incremento de 55,8% el último año móvil (septiembre de 2016 a agosto de 2017). De igual manera, se observa un incremento en las importaciones de LPD, finalizando con un incremento de 14,4% el último año móvil (julio de 2016 a junio de 2017) y alcanzando el nivel peak de importación en los últimos tres años. En tanto, se verifica una fuerte alza en las importaciones de queso gouda, llegando a un 122,9% de aumento en 2017 en comparación al año anterior.

Según el último boletín del sector lácteo elaborado por Odepa con información a septiembre de 2017, los principales países proveedores son Nueva Zelanda (24,3%), Estados Unidos (20%), Argentina (13,6%), Países Bajos (11,7%) y Alemania (9,9%), donde destacan las alzas en lo que va del año de las importaciones desde Países Bajos (495%) y Nueva Zelanda (138%).

“Todo este aumento en el nivel de importaciones que se viene verificando durante los últimos meses, genera una amenaza de daño grave sobre el mercado nacional, específicamente sobre el precio pagado a productor, y esa es la razón por la cual se tomó la determinación, luego de realizar los estudios correspondientes, de efectuar la solicitud de aplicación de salvaguardia, que es una medida que está contemplada en la legislación nacional, justamente para evitar las consecuencia que puedan tener importaciones como las que se han observado”, explicó el presidente de Fedeleche, Rodrigo Lavín.

“A nivel interno, la demanda por leche fresca para industrialización no crece en alrededor de una década, mientras que desde 2012 a la fecha las importaciones ganan terreno, como resultado de una falta de incentivos y señales de mediano y largo plazo de parte de la industria que pareciera estar actualmente en una posición de confort, en la que no aumenta su demanda de leche fresca, ni en su capacidad, pero sí favorece las importaciones, las que asoman como su alternativa para afrontar este escenario, pero que representan una seria amenaza para el desarrollo de la producción láctea nacional”, sostuvo el dirigente gremial.

Lavín reiteró sus críticas a la industria: “sería esperable que empresas que se definen como procesadoras de leche y, más aún, dicen considerar al mercado interno, a sus proveedores y consumidores como un elemento central en su negocio, privilegien e incentiven la oferta nacional y dejen de actuar como traders en el mercado, que en definitiva, le resta proyección y perspectiva a nuestra actividad lechera local”.

Sobretasas
A partir de lo anterior, Fedeleche ha solicitado a la CNDP la aplicación de una sobretasa arancelaria provisional y definitiva de, a lo menos, un 30%, para la leche en polvo entera, de un 30% para la leche en polvo descremada y de un 27% para el queso gouda.

Para el timonel del gremio, la aplicación de una salvaguardia provisional logrará impedir o mitigar el impacto de las importaciones en los precios pagados a productor.

Comentarios