Contraloría exige a Pinto Plan Regulador y Pladeco

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 2017-10-11

Pinto, que postula a ser la capital turística de Ñuble, carece de dos instrumentos básicos de planificación, como son el Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco) y el Plan Regulador  Comunal (PRC), claves para el desarrollo del territorio.

Se trata de las principales cartas de navegación comunal, cuya confección fue requerida expresamente por la Contraloría Regional luego de constatar la inexistencia de aquellos instrumentos de planificación comunal.

En el caso del Pladeco, su carencia según Contraloría es grave, por cuanto es el medio que define las prioridades de desarrollo y además establece las iniciativas de inversión que serán financiadas tanto por el municipio como por entidades regionales o nacionales.

Adicionalmente la falta de este instrumento puede llevar a que concejales acusen al alcalde en ejercicio de notable abandono de deberes, lo que puede llevar a su destitución.

El Plan Regulador, en tanto,  es un documento que la comuna necesita con urgencia, con la finalidad de ordenar el uso del suelo y generar límites para  el negocio inmobiliario,  sobre todo en las Termas de Chillán y Las Trancas.

El organismo contralor advirtió el pasado 6 de octubre que “se verificó que el municipio no cuenta con los instrumentos de planificación comunal exigidos en la ley 18.695, por lo que dicha entidad deberá remitir a la unidad de apoyo al cumplimento de esta sede regional un estado de avance respecto de la implementación de los mencionados instrumentos,  en un plazo que no supere el 4 de enero de 2018”.

En su respuesta al ente contralor el municipio confirmó que dispuso de $40 millones para la elaboración de aquellos instrumentos de planificación. En el caso del Pladeco, su diseño habría sido solicitada a la Asociación de Municipios de Chile, Amuch, para lo cual pagará $10 millones en un plazo de seis meses desde su contratación, ocurrida el 19 de junio pasado.

Si bien el municipio asegura que el plan está en elaboración, se mantiene la observación de Contraloría, pues en rigor la municipalidad carece de Pladeco. Además, en el caso del Plan Regulador, existe solo el compromiso de licitarlo.

El experto en temas municipales, Luis Diaz Acuña, expuso  que “ambos instrumentos de planificación son documentos que son exigidos a los municipios y su carencia puede resultar en la salida forzada de un alcalde”.

En el caso puntual de Pinto,  la denuncia sobre la falta de ambas cartas de navegación fue expuesta a la Contraloría por el excandidato a alcalde Eduardo Larenas Suazo, quien comentó que “lamentablemente la comuna se maneja sin ordenamiento interno y mediante situaciones irregulares que muchos conocen, pero que nadie se atreve a hacer públicas”.

Devolución por viaje
Larenas agregó que solicitó a Contraloría además revisar la legitimidad de un viaje realizado por el alcalde, Manuel Guzmán, cuatro concejales y cuatro funcionarios municipales, quienes participaron en  la 24ª Fiesta del Veranador en Neuquén entre los días 8 y 12 de marzo de este año, la cual no fue visada por el contralor interno municipal por improcedente.

En este caso Contraloría,  que realizó un análisis interno, solicita el reintegro de $3.046.318 que se conforma por los viático concedidos por el municipio, que llegan en el caso del alcalde y concejales a la suma de $332.077.

Además, el ente contralor exige al municipio que genere un sistema de control de asistencia del alcalde al municipio,  pues el método usado sería precario. 
LA DISCUSIÓN intentó obtener una respuesta del alcalde, Manuel Guzmán, sin éxito.

Comentarios