Descubren error militar tras matanza en Texas

Por: Agencias 2017-11-08

De los veinte heridos, diez permanecen en estado crítico y cuatro están graves.

La Fuerza Aérea de Estados Unidos reconoció que no informó de forma debida sobre el registro criminal del autor de la masacre en una iglesia de Sutherland Springs (Texas) al Centro Nacional de Información sobre Criminales, la base de datos de criminales.

Devin Kelle, fue condenado en 2012 por una corte militar con dos cargos de violencia doméstica hacia su mujer y su hijastro. Sin embargo, esa información no fue introducida en la base de datos, según admitió la Fuerza Aérea. De haberlo hecho, Kelley no habría tenido acceso a la venta de armas, ya que es ilegal vender o dar una pistola a alguien que ha sido condenado de violencia doméstica contra un cónyuge o un hijo.

“La Fuerza Aérea está revisando cómo se manejó el registro criminal del expiloto Devin P. Kelley desde su condena en 2012”, aseguró la portavoz Ann Stefanek. 

Kelley mató el domingo a 26 personas en una iglesia en Texas, presuntamente motivado por una disputa familiar en la que estaría involucrada su suegra.

Según reveló la autopsia, el autor del tiroteo recibió dos disparos de un vecino cuando huía y después se suicidó con un tiro en la cabeza. Los resultados del estudio forense determinaron que el tiro que él mismo se descerrajó en la cabeza fue mortal, cerrando así una de las incógnitas del suceso.

Según las pesquisas policiales, Kelley mató a dos personas fuera de la parroquia y a 23 dentro del recinto, y un niño murió víctima de las heridas en un centro médico local poco después del ataque.

Comentarios