Cae sospechoso de homicidio en sector Lomas de Oriente

Por: Felipe Ahumada 2017-10-11

El detenido tiene antecedentes por robo y será puesto este miércoles a disposición de la justicia.

Escondido en la casa de un hermano, en camino a Pinto fue encontrado César Antonio Araneda Palma, conocido como el “Mequi”, principal sospechoso de haber dado muerte de una puñalada a Álvaro Constanzo Hidalgo, un homosexual de 38 años, a quien por años hostigó por su orientación sexual.

La captura fue confirmada por el jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI de Chillán, subprefecto José Gallegos, quien dijo que “esta persona tiene antecedentes penales por robo en 2007, 2008 y 2010 y hoy pasa a control de detención en el Juzgado de Garantía de esta ciudad”.

Según información de testigos, el crimen, que se registró pasado el mediodía del domingo en la interesección del pasaje Cerro Alegre con Ñielol, en la Población Lomas de Oriente, tuvo como efecto gatillante el que Araneda le haya pedido una dosis de pasta base a Constanzo, ya que ambos eran adictos, y por la eterna enemistad e historial de agresiones, éste se la negó.

“Ahí fue que el ‘Mequi’ se le fue encima y le puso un punzazo en el pecho, cerca del corazón”, explicaron los vecinos del pasaje Cerro Alegre a LA DISCUSIÓN.

Tras la agresión, el ‘Mequi’ arrancó, generando un exhaustivo trabajo de búsqueda, toma de declaraciones y empadronamientos por parte de la BH, que finalmente logró establecer que estaba escondido en “esa casa aún en construcción, lugar donde fue detenido la tarde de ayer”, dijo el subprefecto.

Finalizada la misa responsorial de Álvaro Constanzo, en la parroquia San Vicente, la carroza se dirigió hasta la Población Lomas de Oriente, específicamente al pasaje Cerro Alegre, donde fue asesinado, pero también se ganó el cariño y el respeto de todos los vecinos, quienes lo recordaron como cariñoso, respetuoso, tranquilo, y por sobre todo, “decente”, como atestiguó la vecina Jeanette Romero, quien se vio afectada por su muerte, no solo porque lo conocía, sino porque “mi hijo de 28 años también cayó en la droga y sé lo difícil que es la vida para ellos”.

El miedo era constante
La vecina reveló además que “el ‘Mequi’ también molestaba a mi hijo, le gritaba que era feo que nadie lo quería, y donde lo veía lo subía y lo bajaba a garabatos, de hecho un día yo tuve que salir a palabrearlo para que lo dejara tranquilo, y me gritó de todo, también, pero no pasó a mayores”.

Pancho, otro joven adicto del sector comentó que “acá los que estamos en la pasta por lo general andamos haciéndola sin molestar a nadie, pero el ‘Mequi’ no sabía hacer la calle tranquilo, como que tenía la necesidad de imponerse, pero nunca se iba a ganar el respeto de nadie así”.

Finalmente, el cuerpo de Álvaro Constanzo fue sepultado a eso de las 16.30 horas en el Cementerio Municipal “y ahora esperamos que se aplique la Ley Zamudio, porque eso de que le pidió un pito, era la excusa que encontró para matarlo. El miedo de que lo iba a matar algún día era constante, incluso también le pudo haber pasado a mi hijo, por eso tenía que estar siempre encima de él”, comentó Jeanette Romero.

Comentarios