Tras las rejas nace inédita compañía de teatro en Chillán

Por: Carla Aliaga Fotografía: Mauricio Ulloa 11:00 AM 2017-11-06

La cárcel de Chillán tiene capacidad para albergar a 530 internos, sin embargo, hoy residen en ella más de 700, lo que arroja una sobrepoblación del 30%. La infraestructura, además, no está en las mejores condiciones, puesto que parte de ella colapsó con el terremoto del año 2010 y el edificio debió ser remodelado y equipado con un nuevo sistema de seguridad.

Pese a estas condiciones adversas, un grupo de reclusos del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Chillán quiso romper la rutina y atreverse a incursionar en las artes escénicas. 

Hace dos meses, Nelson Aguayo participa del taller de teatro. Lleva dos años privado de libertad y debe cumplir cinco. “Ha sido una experiencia súper buena, nos ha ayudado harto. La profe es súper entusiasta y tenemos buena relación entre los compañeros”, relata este interno, cuya aspiración es que esta oportunidad permanezca en el tiempo, porque lo ve como una ventana para salir con otra mentalidad, ver la posibilidad de rehabilitarse para estar con su familia.

Así también lo valora Yuri Gutiérrez. Para ella es una experiencia nueva y la ayuda a salir de la rutina. Lleva formando parte del elenco del grupo teatral los mismos dos meses que Nelson, con la diferencia que ella ha tenido uno que otro acercamiento con este tipo de arte. Hace 3 años que está recluida en la cárcel y le quedan 7 allí, pero el año pasado la invitaron a participar del programa “Alerta máxima” de Chilevisión, donde actuó en una situación recreada para el espacio televisivo.

“Cuando uno está en la calle, me ignoran, pero estando acá me siento tomada en cuenta y especial con las personas. Eso ayuda harto”, comparte Yuri.

Presupuesto
Gendarmería destina fondos para el programa “Arte educador” que funciona de forma anual y tiene el fin de ofrecer que la población penal desarrolle actividades permanentes que constituyan un espacio de satisfacción para el individuo y que complementan su proceso de reinserción social.

Así lo destaca la psicóloga del Centro Penitenciario de Chillán. “Este programa, a diferencia de otros, permite la continuidad. Lo que se busca es que los internos hagan un buen uso del tiempo libre, que para ellos es un factor de riesgo, porque ellos generalmente lo usan mal y es cuando se involucran en situaciones delictivas”, sostiene Marlene Vásquez.

Este año se está ejecutando por primera vez en la cárcel de Chillán un taller de teatro. La obra que preparan, “Instantes”, es una creación colectiva que recoge, en 3 historias más el epílogo, temas como la posibilidad de cambio, la intolerancia a la diferencia, la exclusión y el bullying, desde el particular punto de vista de los participantes del taller. La obra es dirigida por Claudia Vega, actriz profesional, quien es la profesora del taller.

Por primera vez, un grupo teatral de estas características será parte del Encuentro Internacional de Teatro para Chillán, Entepach.

“Esta es una experiencia muy bonita, son tiempos totalmente distintos que tienen los alumnos que cambian las visiones pedagógicas. Ha sido un aprendizaje mutuo, otra forma de ver la pedagogía teatral”, explica Vega.

Comentarios