Municipio analizará el caos vial de la ciudad y soluciones propuestas

Por: Edgar Brizuela 09:40 AM 2017-11-06

Durante los próximos días comenzará en el seno del gobierno comunal de Chillán un análisis más fino respecto de un tema que ha venido haciéndose evidente en el transcurso de los últimos años como es la falta de calles y avenidas en la ciudad, sobre todo, en sectores periféricos.

El punto de partida en este caso será el “caso Barcelona”, una villa que se ha transformado para sus habitantes en una suerte de símbolo de malas proyecciones urbanas.

Ese sector residencial concebido inicialmente como una suerte de condominio, sin serlo efectivamente y que se encontraba en los extramuros de la urbe, ha sido paulatinamente integrado al resto de la vialidad urbana con el desarrollo de nuevas villas y poblaciones.

El problema para sus habitantes es que en el futuro cercano la empresa Galilea construirá cientos de casas al suroriente y utilizará su red de calles para accceder a las futuras viviendas.

De esta manera, señala el arquitecto Claudio González Oisel, se generará una situación problemática para los habitantes que deberán convivir con cientos de automóviles adicionales ciurculando por el sector con los riesgos y problemas que ello trae aparejado.

Es por ello que en la Comisión Obras del concejo será analizado este caso, pero además, señala el presidente de esa entidad, Camilo Benavente, serán vistos otros sectores residenciales que tienen serios problemas de accesos, como Lantaño o Alonso de Ercilla.

Desde el municipio se plantea que el tema de los accesos es una preocupación permanente de esta administración: “En la medida que la ciudad se va extendiendo con nuevas zonas residenciales, de servicios, parques, áreas verdes y equipamientos en general, la Municipalidad a través de sus unidades de Asesoría Urbana y Dirección de Obras, planifican y regulan las proyecciones de las vías urbanas existentes de calles y avenidas de la ciudad, con el fin de garantizar un crecimiento armónico y capacidad de desarrollo sustentable, las cuales son visualizadas en el Plan Regulador Comunal e Intercomunal”.

De esta manera, en las reuniones convocadas por Obras se sistematizará la información disponible y los plazos de ejecución de cada proyecto en particular.

El sector de Parque Lantaño tiene una sola vía de acceso

“Llevamos más de diez años con la misma y única calle principal de acceso y esto no ha cambiado y no creo que cambie”, señala el dirigente de Parque Lantaño, Juan Valenzuela Pemjean.

Valenzuela plantea que están disponibles para buscar soluciones a la verdadera crisis vial que existe en esa zona de la ciudad y que se agudizará con la construcción de miles de casas adicionales las que aparentemente no atraen aparejadas calles y avenidas amplias.

Para analizar los problemas que vive Lantaño están inicialmente citados por el alcalde para el 9 de noviembre, donde conocerían resultados de los planes existentes en el municipio para abrir arterias adicionales, pero esperan participar en las reuniones de la comisión Obras que parten esta semana.

Los vecinos han venido planteando desde hace varios años la necesidad de extender la Avenida Queulat hacia el oriente y transformarla en una vía alternativa a Parque Lantaño.

Desde Obras se analizan otras opciones como son modernizar el eje Las Rosas-Paul Harris. Además, se pretende potenciar el viejo by pass de la ciudad. En este caso, parecen estar dadas las condiciones para que quienes viven en Parque Lantaño ingresen al viejo by pass y tras recorrer unos pocos kilómetros lleguen al sector norte de la ciudad. Desde ahí tendrían la posibilidad de seguir hacia el norte o ingresar a Chillán.

Una de las grandes alternativas que se barajan es ampliar a cuatro las pistas en el cruce ferroviario, construir un paso bajo nivel en la zona y además se espera el desarrollo de la Circunvalación Oriente que es tarea de las empresas constructoras e inmobiliarias.

El sector oriente depende de grandes proyectos viales 

Entre los proyectos que le cambiarían la cara al sector oriente está una obra clave, como es la modernización de la Avenida Alonso de Ercilla.

El municipio y la Seremi de Transportes han trabajado en esta iniciativa que contempla además el mejoramiento de Los Puelches. En la actualidad se trabaja en los estudios de prefactibilidad.

Las soluciones viales deben responder a la evolución mostrada por Chillán, lo que ha generado un explosivo aumento de la oferta inmobiliaria. Esto ha traído como efecto la ocupación de grandes terrenos con loteos más densos que el área central de Chillán, generando diversos barrios que concentran una gran población, como por ejemplo el sector oriente, donde existen más de 40.000 habitantes.

Como no ha existido regularidad en la trama urbana desde su centro fundacional, estos loteos se han ido adaptando en forma inorgánica, lo que genera una percepción de desorden que se advierte en los nuevos conjuntos, que son más densos y van adquiriendo orientaciones, distintas en tamaño y geometría respecto de la trama fundacional. Esto se tradujo en la falta de vías que permitan una expedita conectividad entre estos nuevos sectores con el centro de la ciudad.

El alcalde Sergio Zarzar planteó que además del mejoramiento de aquellas arterias se pretende extender Paul Harris y avanzar en la circunvalación Oriente. Además, la municipalidad releva el futuro By Pass que es una iniciativa de Obras Públicas y que daría nuevas opciones de traslado sobre todo para quienes quieren salir de la ciudad.

Plan Regulador proyecta amplia red de calles en el norponiente

Uno de los temas más complejos para la municipalidad, es la forma en que abordará el desarrollo vial de todo el sector norponiente de la ciudad incluyendo a Barcelona y una serie de villas que han surgido y especialmente el nudo vial conformado por los caminos que se proyectan al oriente y Coihueco, que están colapsados.

En este caso se ha postulado una gran obra de ingenieria para el cruce Andrés Bello y el camino a Coihueco, el mejoramiento de Paul Harris y Las Rosas, además del desarrollo de las circunvalaciones Oriente y Norte.

La municipalidad pone sus fichas en las inversiones privadas, pues “a través de los proyectos particulares, también ha sido una forma de ejecutar parte de la vialidad troncal, como es la Avenida  Circunvalación contemplada en el instrumento de planificación, con un ancho de 40 metros”.

Hacia el sector norte y cerca de la futura Circunvalación Norte aparecen una serie de calles y avenidas proyectadas por Plan Regulador y que deben ser construidas por las constructoras. Dentro de las avenidas que están llamadas a ser ejes del crecimiento del sector norte figura Padre Hurtado, que llega hasta Paul Harris, pero que en el futuro se extenderá hasta superar la Circunvalación Norte, hasta llegar a la futura avenida conocida en el papel de los técnicos como Las Encinas.

Las Encinas, que partirá en la proyección de la Avenida O’Higgins por la Ruta 5, debiera ser una vía relevante en la ciudad y una de las más extensas, pues superará Padre Hurtado, Flores Millán, el camino a la Colonia Bernardo O’Higgins y el mismo camino a Cato.

En tanto, Flores Millán, que al igual que Padre Hurtado llega hasta Paul Harris, deberá ser proyectada al norte pasando por futuras avenidas como la Periférica Norte, la Circunvalación Norte y llegará hasta Las Encinas.

En medio de esta red surgirá la calle Nueva Seis, que dibuja unas curvas hasta llegar a Las Encinas, pasando por Periférica Norte y la Avenida Circunvalación, todas en el sector norte.

Comentarios