¿Aprendieron la lección?

Por: Rodrigo Oses 2017-11-06
Rodrigo Oses

“Esto es un remezón para todos. Para nosotros como plantel, para la dirigencia, el cuerpo técnico que no había vivido esto y el público”, reflexionaba tras la victoria sobre Puerto Montt, el artillero de Ñublense, Sebastián Varas.

Lejos de la euforia, el delantero optó por la fuerte autocrítica, la que debe dar paso a una revisión profunda de las cosas que volvieron a hacerse mal en una institución que no merece esta miseria deportiva.

Finalizado el torneo, el próximo fin de semana, será clave que en la interna de Ñublense se analice qué se hizo mal para llegar a un nuevo fracaso deportivo.

¿Qué responsabilidad tiene el plantel en primer término?, ¿en qué se equivocó Emiliano Astorga a la hora de plasmar su idea de juego?, ¿cuál es la responsabilidad del gerente deportivo, Rubén Espinoza, en su visión a la hora de gestionar el armado del plantel?, ¿cuál será el mea culpa de la dirigencia que en el torneo pasado apelando a un criterio economicista porque no había descenso armó un plantel escasamente competitivo?, ¿debe evaluarse la continuidad de Astorga? Y si sigue, ¿la dirigencia invertirá en jugadores de calidad para potenciar un plantel y no un equipo?

Tengo más interrogantes: ¿Hay representantes vetados en el club a la hora de contratar jugadores o todos deben llegar bajo la representación de uno o dos exclusivamente?, ¿qué hará la dirigencia para entregarle a la hinchada, que volvió a responder, un equipo que sea protagonista del torneo?, ¿Astorga estará dispuesto a matizar su libreto para entender el juego con énfasis más ofensivo como ayer y no solo desde la disposición defensiva?

Ñublense zafó del descenso, pero debe realizar una cirugía profunda para mejorar.

Comentarios