La receta para que el Rojo rompa la sequía de triunfos

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 2017-11-04

Ñublense no gana hace cinco fechas y si este domingo prolonga la maldita racha ante Puerto Montt, pondrá en riesgo su permanencia en la Primera B.

¿Cuál es la receta para que un equipo golpeado en lo anímico y con escaso fútbol ofensivo vuelva al triunfo?

El ex jugador del Rojo, Marcos Sepúlveda, recuerda cómo zafó con el club chillanejo y el 2006 con Osorno, del descenso.

“También pasé por esto y el técnico apeló al amor propio más que el futbolístico, nos concentró, vimos videos de equipos descendidos, y el contraste de salvarse, que es como un título”, revela.

El ex portero Alfredo Bravo, coincide. “A esta altura deben apelar a la fuerza interior, al amor propio, porque la parte futbolística ya no funcionó en todo el año. Yo lo viví en los 90’ con Ñublense. Uno apela al amor y la garra, aunque igual va de la mano con el orden táctico”. 

Hernán  Blasco, ex jugador de Ñublense y actual Magíster en Ciencias de la Actividad Física y Salud,  cree que como el modelo de juego de Astorga no es “flexible”, el equipo debe apelar al amor apropio. 

“Ante estas circunstancias, se debe apelar al honor deportivo; a la importancia para su proyección, familias y la comunidad de Ñuble, que ama este club y que a pesar de las incómodas circunstancias, debe hacerse presente en masa y alentar a nuestro equipo rojo. El Puerto Montt de Óscar Correa pasó de ser un equipo que tenía mucha posesión de balón (malos resultados); a uno de ataque directo y transiciones ofensivas rápidas. Se resguarda bien y depende mucho de Abreu en todas las facetas del juego; y así Puerto Montt ha logrado ganar y zafar de zona de descenso”, sentencia.

En lo futbolístico, Ñublense anuncia solo el retorno de Matías Améstica a la defensa. ¿Podrá el Rojo volver a ganar cuando más lo necesita?

Comentarios