El “comodín” del plantel de los “diablos rojos”

Por: Rodrigo Oses Fotografía: agencia uno 2017-10-07

"He jugado de lateral derecho e izquierdo, de central y con Carlos Rojas ya había jugado de volante de corte. Voy a meter con todo”

En el bloque posterior reaparecerá el lateral izquierdol sub-20 Matías Améstica.

Paulo Olivares reparte su tiempo entre los entrenamientos en Ñublense y sus clases de Administración de Empresas en Inacap Chillán, donde también cursa la carrera el portero Sebastián Contreras.

“Ahí le hacemos empeño con el ‘Sebita’”, revela el zaguero, que cuando jugaba en Santiago Morning comenzó a estudiar en la capital y ahora quiere obtener un título académico.

El nativo de Coquimbo volverá a jugar mañana en el equipo titular. 

Tiene la difícil misión de reemplazar al volante de corte Luciano Gaete, pieza clave en el esquema del técnico Emiliano Astorga.

El comodín
Frente a San Marcos de Arica, Olivares apelará a su polifuncionalidad para cumplir una tarea que no desconoce del todo.

“La opción la tomo de la mejor manera, todas estas oportunidades son positivas, cuando uno juega uno se ve de la mejor forma. La idea es aportar al equipo, Luciano lo venía haciendo de la mejor manera, sabemos sus características y el profesor encontró que tenemos características similares en la marca, la agresividad. Por ahí se inclinó por mi persona. Esta es la cuarta temporada que juego acá, y he jugado de lateral, derecho e izquierdo, de central. Con el profesor Carlos Rojas jugué de volante de contención y gracias  a Dios me manejo en todas las posiciones del bloque posterior”, recalca el “comodín” del plantel de los “diablos rojos”, que a pesar de no venir jugando, espera aportar mucho quite y confirmar su polifuncionalidad para desplegar su juego en todas las posiciones del bloque defensivo.

“Obviamente no tengo el ritmo necesario, pero eso se suple con las ganas que tengo de jugar y de querer aportar al equipo”, destaca Olivares, quien aclara que su fuerte es “lo defensivo”, y cuando se puede jugar,  “lo intentaré, yo sé que es un puesto complicado, creo que no tendré grandes problemas”.

Tarea clave
Sobre la capacidad que deberá desplegar para neutralizar a los volantes de corte técnico de San Marcos de Arica, el defensor revela la receta,

“Una clave no hay, dependiendo de las características de sus volantes que juegan bien y tienen buen pie. Quizás la clave es presionándolos, yendo fuerte, va a ser una de las armas del mediocampo. Jugar con Sebastián Páez se hace fácil, tiene experiencia, es un buen jugador y esperamos que seamos un equipo sólido en el mediocampo”, describe.

Ñublense tiene la obligación de sumar puntos para no caer a la zona de descenso directo y Paulo Olivares lo asume sin complejos con sus compañeros.

“Estamos conscientes de la posición en la que estamos. Nos propusimos jugar estos seis partidos como finales y así las vamos a jugar. Se van a jugar a morir, queremos plasmar eso, queremos que todos se empapen de ese sentimiento, creemos que vamos a sacar esta situación adelante y así será”, sentencia el coquimbano.

Tras probar durante la semana distintas fórmulas, Astorga decidió que Ñublense formará con: Sebastián Contreras; René Bugueño, Emiliano Pedreira, Hugo Bascuñán y Matías Améstica; Paulo Olivares, Sebastián Páez, Matías Arrúa, Sebastián Varas; Ignacio Ibáñez y Gaspar Páez. La misión en el norte es rescatar puntos.

Comentarios