Nuevo hospital de Chillán triplicará al Herminda Martín

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 2017-10-07

Como la primera gran obra de infraestructura de la Región de Ñuble, como un segundo día histórico tras el primero que fue la creación de la unidad territorial, o como el recinto de alta complejidad más importante de la zona sur incluido en el Plan de Inversiones en Salud, fue calificado, entre otros calificativos, el inicio del proceso para diseñar y construir el nuevo hospital de Chillán.

Fue la propia ministra de Salud, Carmen Castillo Taucher,  quien encabezó la ceremonia realizada en dependencias del antiguo Hospital San Juan de Dios, donde el Servicio de Salud Ñuble confirmó las obras para la construcción del edificio, que en términos de infraestructura será tres veces mayor que el actual centro asistencial base de Ñuble.

Las predicciones apuntan a que al contar con un nosocomio de alto estándar, con equipos de alta calidad, profesionales y procesos internos superlativos y nuevas unidades, será posible acceder a una salud con mayor capacidad de gestión y resolución que estará enlazada con los demás hospitales locales.

La ministra refirió que están hablando “de una moderna infraestructura, dotada de equipamiento de última generación, en el que se invertirán 24 mil millones de pesos, que incluye un resonador nuclear magnético y dos escáneres”. 

La secretaria de Estado agregó que “la nueva infraestructura se enmarca en los actuales estándares de calidad con que se están construyendo los hospitales, que incluyen eficiencia energética, equipamiento con tecnología de última generación, espacios amigables para humanizar el trato, construcciones antisísmicas, con pertinencia cultural, entre otras características que materializan el derecho a una salud oportuna y de calidad”.

530 camas
La obra contempla la construcción de 108 mil metros cuadrados, 530 camas y un centro de salud ambulatoria con 100 box de atención, con los que se fortalece la capacidad de hospitalización en cuidados críticos que tendrá el complejo hospitalario.

Además, según antecedentes del Servicio de Salud Ñuble, aumentará al doble las camas de mayor complejidad, llegando a 76 cupos en total, de cuidados intensivos e intermedios en atención infantil y de adultos.

Entre las novedades aparejadas se encuentra la creación de una Unidad de Psiquiatría Infanto Juvenil, que pretende dar solución a una serie de patologías que no tienen un adecuado tratamiento en la actualidad.

Iván Paul, director del Servicio de Salud Ñuble, destacó que el hospital “triplica la superficie del actual Hospital Clínico Herminda Martín. Se trata de infraestructura moderna, más cómoda y acogedora, que también nos permitirá mejorar la funcionalidad, elevar los estándares de calidad, incrementar el número de camas críticas y, en definitiva, potenciar una de las áreas más sensibles de la medicina, que es contar con mayor capacidad resolutiva y de atención de los pacientes más graves”.

En tanto la ministra de Salud indicó que están “consolidando un trabajo serio y responsable, que ha sumado esfuerzos de los más diversos actores para seguir abriendo las puertas de la salud pública a quienes más lo requieren y vamos a seguir trabajando hasta el 11 de marzo del próximo año, sin detenernos ni un minuto, para cumplir lo que le prometimos a los chilenos y chilenas”.

Más profesionales
Para el Servicio de Salud Ñuble, se trata del proyecto de salud más importante en las últimas dos décadas, pues permitirá habilitar más camas en unidades críticas, más servicios ambulatorios y alternativos a la hospitalización y tecnología sanitaria que dé respuesta a los actuales y crecientes problemas de salud de la población.

Además, lo que se pretende es que el nuevo complejo hospitalario se convierta también en un polo de atracción para futuros médicos y otros profesionales, para lo cual el Gobierno está invirtiendo en el Plan Nacional de Formación de Especialistas.

Las autoridades recalcaron que la nueva infraestructura nacerá con la cantidad de profesionales que son necesarios para satisfacer todos los requerimientos médicos que se necesitarán en el futuro.

El director del Hospital Herminda Martín, Rodrigo Avendaño, destacó que el recinto entregará “más y mejor salud a todos los habitantes de la provincia, en especial en aquellas enfermedades complejas y en aquellos grupos sociales que no tienen alternativas”.

El facultativo puso de relieve que efectivamente se producirá un incremento en el número de especialistas disponibles para atender los requerimientos médicos de los ñublensinos, pasando desde los 300 actuales a 350 o 400.

Avendaño valoró que junto con la construcción del edificio, una tarea que será emprendida desde ya es la de mejorar la coordinación con los cinco hospitales comunales,  de tal manera que ellos sean capaces de resolver problemas de mayor complejidad por sí mismos.

Desde este punto de vista uno de los temas relacionados y que potenciarán es el de la telemedicina, la cual ya es ocupada y permite solucionar problemas a través de contactos con especialistas situados en otras ciudades e incluso regiones.

El senador Felipe Harboe  (PPD) destacó en tanto que “esta es la inversión más grande de Ñuble. Económicamente es muy importante, pues va a multiplicar por tres la extensión del hospital”.

El parlamentario añadió que desde su inicio y hasta cuando sea inaugurado en cinco años más, no solo debe mejorar la calidad de las atenciones en Chillán, sino que tiene que ser el comienzo de un plan que derive en normalizar hospitales comunales, algunos de los cuales podrían incluso recuperar especialidades que habían perdido.

Por su parte el alcalde Sergio Zarzar, junto con destacar la calidad el trabajo realizado para concretar este anhelo local, puso de relieve un tema que inquietó a autoridades ministeriales y locales, como es el eventual tiempo perdido al haber sido desechado el sistema de concesiones para construir el hospital durante el Gobierno de Piñera.

El alcalde fue enfático al comentar que “la discrepancia que uno tenía era que si se hubiera hecho por concesiones se podrían haber ahorrado tres o cuatro años. Incluso hay candidatos a Presidente que dicen que sería bueno profundizar este sistema”.

El jefe comunal recalcó que si se hubiera persistido por esta vía, el recinto hospitalario ya tendría avances importantes y no habría que esperar hasta el 2022 para que fuera entregado a la comunidad, como es el caso del actual proyecto que se construye con fondos ministeriales.

Sobre el punto el director del Servicio de Salud Ñuble, Iván Paul, descartó que el plan de concesiones hubiera significado ahorro en los tiempos de entrega del recinto hospitalario, pues se trata de un modelo que tiene sus complejidades y que podría haber sido cuestionado si hubiera sido concretado.

Paul defendió el proceso realizado por la entidad que dirige,  que si bien tuvo inconvenientes y estuvo marcado por dos licitaciones llegó finalmente a un término satisfactorio y con plazos definidos.

En un período de un año la empresa Inso Chile entregará el diseño definitivo, mientras que la construcción, que comenzará a continuación, tardará en teoría cuatro años.

Reclamo de Astaldi
Otro tema que puede ser más complejo en su resolución es el de la demanda interpuesta por la empresa Astaldi ante el Tribunal de Contratación Pública, tras perder la actual licitación que quedó en manos de la italiana Inso Chile.
Astaldi recurrió a la referida instancia, donde mantiene un juicio y a través del cual buscaría probar que habría sido arbitrariamente rechazada su propuesta.

La última actualización de la acción da cuenta de que el tribunal referido habría decretado eliminar a la red asistencial como contraparte del proceso, ante lo cual el Servicio de Salud respondió impugnando el procedimiento para volver a ser parte de los alegatos.

Iván Paul recalcó que este juicio, que se sigue de manera paralela al contrato con Inso, no lo afectaría. “Nosotros tenemos confianza que lo vamos a ganar, pues la Contraloría, que es el órgano destinado a hacer el control de legalidad,  ya lo hizo, así que esperamos ganar el juicio”.

Una vez que concluya la tramitación de esta demanda en el Tribunal de Contratación,  y dependiendo del resultado final, la parte afectada podrá recurrir a los tribunales de justicia pudiendo por lo tanto ser visto ante la Corte Suprema.

Comentarios