Municipio libera catastro de sus escuelas y liceos

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 2017-11-02

El municipio chillanejo finalmente liberó el estudio de propiedad de las escuelas municipales donde queda claramente establecido que salvo casos puntuales, prácticamente la totalidad de los recintos son de la ciudad y administradas por el gobierno comunal.

El informe, dijo este jueves el alcalde Sergio Zarzar, fue solicitado con el fin de analizar cuáles son los bienes que posee el municipio sobre todo en un momento clave para el desarrollo local como es el de la creación de la nueva Región de Ñuble, donde se requerirán inmuebles para ampliar la infraestructura local.

La propia municipalidad requiere con urgencia mejorar y ampliar sus dependencias como consecuencia de las numerosas funciones que ejecuta, de tal manera que la sede consistorial es insuficiente para dar cabida a todas las reparticiones.

Adicionalmente el estudio de títulos se ejecuta en momentos en que el municipio analiza el eventual cierre de establecimientos y la fusión de ellos con el fin de maximizar el uso de sus recursos.

Zarzar especifica que “muchas escuelas están ubicadas en terrenos que consiguió el municipio y otras traspasadas desde el Ministerio de Educación. Pero para clarificar el tema he pedido este estudio”.

El alcalde destacó que no es interés actual de su administración enajenar pertenencias, sino que utilizarlas para fines propios de la actividad edilicia o gubernamental. En este sentido, un ejemplo claro de ello es la futura construcción de Juzgados de Policía local en la esquina de Arrau con con Itata.

“En lo demás está todo en veremos. Hay una ciudad en crecimiento que necesitará infraestructura y por el hecho de ser región habrá requerimientos especiales, pero no hay definición de lo que se va a hacer”, recalca la autoridad.

Desde esta perspectiva, es prematuro señalar los usos que se les puede dar a terrenos que quedarán disponibles en la medida que escuelas urbanas o rurales tengan que cerrar como consecuencia de baja matrícula o por deficiencias que las hagan insostenibles para las normas de la Superintendencia de Educación.

Detalle 
El informe en cuestión establece que existe una treintena de recintos que están inscritos por la Municipalidad de Chillán, pero algunos de ellos tienen prohibiciones de enajenación por haber sido inicialmente propiedad del  Ministerio de Educación y traspasados al ente comunal.

En este caso, se encuentran el recinto del DAEM, en calle Rosas, la escuela de El Huape, la de Lautaro, El Liceo de Niñas y muchas otras urbanas y rurales.

Las propiedades que fueron ministeriales “están afectas a prohibición de enajenar, gravar o cambio de destino, derivadas de la naturaleza de trasferencia de los inmuebles por parte del Fisco (Mineduc), puesto que deben ser devueltas en caso de infracción a los fines para los cuales fueron transferidas”, plantea el informe. 

Adicionalmente, “se debe considerar, que los restantes inmuebles, no obstante haber sido adquiridos por medios regulares y no haber obligación de devolución, pueden eventualmente estar afectos a prohibiciones ordinarias temporales (20-30 años) derivadas de la inversión de recursos fiscales, por lo que debe solicitarse su desafectación o autorización del Mineduc según el caso, para la ejecución de otros proyectos de diferente destino”.

Liceos emblemáticos
En la documentación entregada queda de manifiesto, por ejemplo, que los liceos A-7, Narciso Tondreau y A-6 Marta Brunet, son propiedad municipal con la diferencia que el segundo es un inmueble adquirido por resolución del Mineduc del año 1987 por lo que evidentemente tiene prohibición de enajenar.

Además se puede conocer que los únicos establecimientos que no son municipales son los de la Escuela Confluencia, cuyo terreno es del Ferrocarriles del Estado, y Los de Malloa y Las Coles que tienen registros a nombre de otras entidades estatales.

La documentación fue solicitada además por concejales por lo que en una próxima sesión de concejo debiera ser derivada a aquellos.

Comentarios