Ñublense: la presión psicológica en un golpeado camarín

Por: Camilo Díaz 05:55 PM 2017-11-01

La evidente presión generada en torno a los lamentables resultados futbolísticos de Ñublense, los cuales lo tienen con un paso en el descenso a Segunda Profesional, son un tema considerable a la hora de trabajar los dos y trascendentales partidos restantes para el elenco ñublensino.

“Esto anímicamente y emocionalmente por supuesto que afecta a todo el equipo (...) Desde lo que he podido ver como hincha ñublensino cuando voy a estadio, es que ha pasado algo súper importante, y que es la despersonalización táctica que ocurren muchas veces en los clubes”, explaya el pisicólogo y coach deportivo, Eliot Brito.

El profesional profundiza en que el jugador no se siente cómodo con la posición que le entrega el entrenador, “en este caso un delantero que no está acostumbrado a recibir de espalda al arco, y le toca estar en esa posición, ello le afecta anímicamente y eso replica a nivel emocional y competitivo”, al no sentir que lo está haciendo bien, disminuyendo la autoconfiansa”, precisa Brito.

Para el profesional, y en evidencia a lo que él mismo ha visto en el campo de juego, “claramente a lo mejor desde la dirección técnica no han podido manejar las fortalezas y debilidades que tienen cada jugador, y poder explotarlas. Uno ve que el jugador de Ñublense está complicado, haciendo cosas que no le acomodan y eso ha afectado en el rendimiento (...) en estos dos últimos partidos se debe trabajar con ellos en relación a sus características y fortalezas para ver su mejor rendimiento”, reiteró, aludiendo también al factor de presión extra de parte del hincha, que a su juicio en la mayoría está volcado más a las críticas que al apoyo al club.

Comentarios