Figura del kayak chileno deslumbró en el río Ñuble

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Mauricio Ulloa 2017-10-30

Las aguas del río Ñuble acogieron a 27 kayakistas profesionales que desafiaron su caudal río abajo.

Con las tradicionales “bajadas populares”, en las que el público tiene la opción de hacer rafting y kayak río abajo, finalizó ayer una nueva versión del Ñuble Fest 2017 que congregó durante tres días en San Fabián de Alico a los amantes del deporte extremo y la naturaleza.

“Fue una maratón organizar este Ñuble Fest, la gente disfrutó, vino gente de Santiago, y de otras ciudades de Chile, aunque igual estuvo un poco helado, bajó mucho la temperatura, nevó en la cordillera e hizo frío. Eso mermó la afluencia de público, pero salió todo bien”, reflexionó Pablo Jiménez, organizador de la fiesta deportiva, turística y cultural y líder del club Ñuble Libre.

Brilló el kayakista de Chaitén, Marcos Gallegos, quien lideró la competencia general de kayak profesional, confirmando porqué es uno de los mejores kayakistas del circuito y seleccionado chileno de slalom.

También destacaron otros insignes exponentes de este deporte aventura como “Momo” Castillo de Los Ángeles y Alejandro “Jano” Campos.

“Ellos son de la elite del kayak chileno, están a otro nivel y marcan la diferencia. En total fueron 27 kayakistas profesionales los que participaron en la segunda fecha del circuito internacional”, confirma Pablo Jiménez.

Entre los competidores locales, su hijo, Juan Pablo, no pudo brillar como tenía planeado debido a que para enfrentar esta versión, adquirió un bote nuevo, al que no pudo acostumbrarse en plena competencia para disminuir su tiempo de descenso por los rápidos del Río Ñuble.

“También quizás lo afectó este año su salida de cuarto medio y no tuvo mucho tiempo para entrenar con el nuevo bote”, explica Jiménez, padre, mientras ayuda a desmontar todo en San Fabián, donde además se vivió una fiesta el sábado por la noche y ayer los lugareños y visitantes pudieron subirse a una embarcación y lanzarse a las aguas del río Ñuble.

En total, más de 100 amantes del kayak y rafting, entre profesionales y amateurs, disfrutaron de una fiesta que desde el 2005 no solo cultiva el amor por el deporte aventura, sino que además, releva la hermosa naturaleza de nuestra zona.

Comentarios