Pavimento de Chillán está al borde de su vida útil

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 07:55 PM 2017-10-28

La municipalidad admite que en las calles se producen de manera constante nuevos hoyos.

Hasta ahora la única solución ha sido rellenar los forados con arena o ripio. 

El catastro de las calles con hoyos crece día a día en la ciudad. No es una estimación antojadiza, sino que es el propio municipio chillanejo el que  recalca que en la ciudad existen numerosas calles y avenidas con serios problemas en sus carpetas asfálticas.

“El catastro crece día a día. Es evidente que hay pavimentos que ya ocuparon con largueza su vida útil” es el diagnóstico del gobierno comunal respecto de un tema que ha sido en infinidad de ocasiones denunciado por la comunidad a través de juntas de vecinos y dirigentes gremiales.

Es claro, como precisa la entidad edilicia, que en muchas arterias el paso del tiempo, el constante flujo vehicular, el efecto del clima y muchos otros factores han gatillado que las carpetas de rodado se hayan roto y quebrado.

Expertos locales y concejales advierten que el tema tiene que ser abordado de manera urgente, pues el mal estado de las calles sería además una fuente de ocurrencia de accidentes y fallas en los vehículos que se desplazan por zonas irregulares.  Incluso se han  registrado accidentes de ciclistas y motociclistas al caer a estos verdaderos forados.

Un experto local en el tema es el jefe de laboratorio de la empresa LabVial, Luis Acuña, quien ha estado presente en grandes obras de la ciudad como el mejoramiento integral de un tramo de la Avenida O’Higgins, además de asesorar a empresas que realizan trabajos de pavimentación en comunas de Ñuble y otras regiones.

Acuña destaca que existen zonas de la ciudad donde se evidencian a simple vista los problemas con el pavimento,  como es el caso de Alonso de Ercilla, en especial hacia Las Mariposas, lo que por lo demás ha sido denunciado de manera constante por vecinos.

El jefe de laboratorio destaca que los pavimentos sufren desgastes por varios motivos,  entre los que se cuentan la carga que deben soportar o incluso el calor que puede dilatar o derretir el asfalto.

Desde esta perspectiva las altas temperaturas que se reportan en la urbe en la época estival son capaces de degradar progresivamente los materiales y pueden ser la causa de la aparición de los hoyos.

En el caso de la ciudad, de manera permanente se ha ido mejorando el estándar que se pide para pavimentar las calles, de manera tal que en la actualidad los pavimentos deben tener mayor espesor que en el pasado. En la Avenida O’Higgins fue ocupado por ejemplo un hormigón de un grado superior lo que permitiría que la carpeta tenga una gran vida útil. 

El arquitecto Claudio González Oisel, en tanto, plantea que en la ciudad efectivamente existen problema en algunos sectores específicos que deben ser enfrentadas por organismos locales y regionales.

“Cuando el pavimento se resquebraja, ha llegado al fin de su vida útil. Lo bueno es que la municipalidad adquirirá una máquina bacheadora con la que muchos hoyos serán eliminados”, destaca el profesional.

Las personas consultadas e incluso el municipio destacan la imperiosa necesidad que comiencen en breve plazo las acciones orientadas a eliminar los hoyos que existen en las arteria de la ciudad.

Zonas críticas
En el listado de “eventos” que crecen día a día se deben sumar los que han proliferado en varias de las cuatro avenidas, en Alonso de Ercilla en prácticamente toda su extensión, donde destaca uno que existe desde hace varios años en su intersección con Las Canoas, el que quizás sea el mayor.

Se suman al catastro la Avenida Sepúlveda Bustos hacia El Huape, donde se denuncia una carpeta de asfalto que está llegando al fin de su vida útil y debe ser reparada o cambiada.

En pleno centro existen muchas calles en muy mal estado, de las cuales Vega de Saldías parece ostentar el récord de hoyos, en el tramo que va desde 18 de Septiembre a Sargento Aldea.

Reparaciones
La Municipalidad de Chillán propuso hace un tiempo la adquisición de una máquina bacheadora, con la finalidad de cubrir los hoyos existentes en las arterias.

El proyecto está cerca de hacerse realidad, ya que el Serviu autorizó a la entidad edilicia hacer arreglos en zonas de menos de 20 metros cuadrados de rotura.

La compra propuesta por el municipio estaba detenida a la espera de un pronunciamiento del Serviu, el que finalmente llegó esta semana y que establece que el municipio chillanejo podrá efectivamente hacerse cargo de los hoyos de la ciudad y sin autorización de aquella entidad ni a través de licitación.

La directora regional de la entidad, María Luz Gajardo comentó que “el Serviu no ve inconvenientes en que la Ilustre Municipalidad de Chillán pueda realizar la ejecución de parches de asfalto caliente” como medida de emergencia.

Comentarios